domingo, 19 de julio de 2009

Análisis Catalunya


Tal como había dicho en la entrada de análisis de las autonomías de régimen común, esta entrada es específica para Catalunya. Hago un pequeño análisis histórico y analizo el por qué de la singularidad catalana dentro de España.


Cataluña siempre ha sido una comunidad diferenciada del resto de España. Comenzó debido a su status especial dentro de la Corona de Aragón y una profunda autonomía que respetaron los reyes españoles de la dinastía Habsburgo. Sin embargo en 1700, tras la muerte sin hijos del último Austria, Carlos II, fue nombrado rey de España Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV, todopoderoso rey de Francia. Los Borbones habían establecido en Francia una rígida monarquía absoluta y muy centralizada en la capital, París. En España se entendió esto como un aviso de la nueva política que seguiría Felipe de Anjou en una España muy descentralizada en esa época. Esto sumado al enfrentamiento internacional por la corona española entre el candidato austríaco, el archiduque Carlos y el mismo Felipe de Anjou y sus respectivos apoyos europeos. Por tanto esta guerra de Sucesión no sólo enfrentó Europa durante años sino que también dividió a España profundamente. La Corona de Castilla, centralista, apoyó al candidato francés mientras que la Corona de Aragón, temerosa de la pérdida de sus privilegios y sus fueros, apoyó al archiduque Carlos. Tras varios años de guerra, en 1714 las tropas borbónicas tomaron Barcelona pero la guerra en realidad acabó en tablas y no precisamente con un final beneficioso para la propia España que perdió su imperio europeo y además los Borbones se quedaron en España y llevaron a cabo sus medidas centralistas. Felipe V eliminó los fueros de Aragón como castigo por no apoyarle en la guerra mientras que mantuvo los del País Vasco y Navarra que sí le habían apoyado.
De estos hechos procede la especial situación de Cataluña en el conjunto de España además de haber sido la primera región española en industrializarse por lo que económicamente era imprescindible. Es de la época de la industrialización, S. XIX, en la que resurgió el sentimiento nacionalista y regionalista con una revalorización de la lengua catalana con la Renaixença. Este sentimiento nacionalista continúa en la actualidad mezclado con un sentimiento catalanista general en la población y con otra corriente antinacionalista minoritaria. Cada corriente está representada por ciertos partidos por lo que Cataluña es, junto con Euskadi y Baleares, una de las comunidades más diversas políticamente hablando pues en el Parlament hay seis partidos con representación. Durante la Transición los políticos catalanes apoyaron todo el proceso y participaron en la elaboración de la Constitución de 1978 con Miquel Roca representando a Convergència i Unió.
Convergéncia i Unió, coalición de los partidos Convergéncia Democrática de Catalunya y Unió Democrática de Catalunya, ambos de centro-derecha y nacionalistas moderados, ganó las elecciones de 1979 con mayoría absoluta con Jordi Pujol. Esta situación continuó durante más de veinte años en los que Cataluña experimentó un notable avance en su sociedad e infraestructuras, un ejemplo fue que Barcelona organizó los Juegos Olímpicos de 1992. Los éxitos de CiU en las autonómicas sin embargo no se repetían en las elecciones generales o municipales. En Cataluña el ámbito municipal era propiedad del Partit dels Socialistes de Catalunya, partido catalán federado al PSOE a nivel estatal. De igual forma el PSC dominaba la escena en las elecciones generales.
En el 2003 sin embargo CiU desgastada por sus largos años de gobierno perdió la mayoría absoluta y el PSC ganó en votos pero no en escaños. Ante esta situación se hizo un pacto tripartito (Pacto del Tinell) entre el PSC, Esquerra Republicana de Catalunya, partido histórico fundado en la II República de carácter no sólo nacionalista sino también independentista que propugna abiertamente la independencia de Cataluña del resto de España; y con un socio menor, Iniciativa per Catalunya Verds partido asociado con Esquerra Unida i Alternativa, representante de Izquierda Unida en Cataluña. Este pacto se rompió en 2006 tras el rechazo de ERC del nuevo estatuto de autonomía de Cataluña. Tras salir adelante el estatuto, se convocaron elecciones anticipadas con un nuevo candidato del PSC, José Montilla,ex ministro del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Estas elecciones reflejaron una situación distinta: CiU recuperó posiciones con 48escaños pero muy lejos de la mayoría absoluta, el PSC descendió bruscamente a 37, ERC también bajó a 21 diputados, el Partido Popular, muy minoritario en Cataluña, obtuvo 14, ICV-EUiA ascendió a 12 escaños y apareció un nuevo partido, Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, de carácter antinacionalista, con 3 escaños. Se barajaron varias posibilidades de gobierno: un pacto de CiU y del PSC para gobernar Cataluña, la llamada Sociovergencia, que resultaba inviable debido a las aspiraciones de ambos; un pacto nacionalista entre CiU y ERC y, por último, reeditar el tripartito opción que finalmente se consiguió a pesar del fracaso del primero. A pesar de las diferencias entre los tres partidos de izquierdas, en esta ocasión sí va a ser posible terminar la legislatura debido al éxito del pacto de financiación con el gobierno central. Ante esta situación es difícil ver el comportamiento electoral para el próximo año. El PSC sigue siendo el primer partido de Cataluña tanto en municipios como en las elecciones generales (con un histórico resultado de 25 diputados sobre los 10 de CiU) pero en las europeas de este año descendió muchos votos y todo está por ver. CiU podría aumentar votos pero su aislamiento de la financiación le va a perjudicar. ERC se mantendrá igual mientras que ICV podría perder algún escaño en sintonía con la caída de IU en el conjunto de España. El PP con su oposición enfrentada a la financiación ya ha sido catalogado como catalanófobo y acusado de instigar conflictos entre regiones españolas. Una vez más es muy probable su descenso en Cataluña. Por último Ciudadanos lo más seguro es que pierda sus tres diputados debido a sus luchas internas y su inestabilidad así como un programa poco definido, estos votos irán a parar a Unión Progreso y Democracia que, aún así, tendrá poco que hacer en una región con las características de Catalunya.


Política española general


Artículo del diario Público, 19/07/09

DE CÁNOVAS A ZAPATERO

Si Cánovas del Castillo pudiera levantar la cabeza, se volvería a la caja espantado con la España del siglo XXI, pues el que fue el político conservador más influyente en la segunda mitad del siglo XIX ya se lamentaba en 1872: “Contentémonos los varones con haber regido el mundo por tantos siglos...; contentémonos con que hoy pase por universal el sufragio que nosotros exclusivamente... ejercitamos; contentémonos con legislar todavía solos para ambos sexos... Espanta verdaderamente el pensar que puedan reunir un día las mujeres los recursos imponderables y nunca del todo gestados que ya poseen, los que nacen del saber y de los derechos individuales”.
Mariano Rajoy estaría instalado hoy en el Palacio de la Moncloa si en España sólo pudieran votar los hombres, como ocurría hasta 1931. No se trata de una apreciación subjetiva, sino de una evidencia empírica. La ventaja de 3,5 puntos obtenida por el PSOE en las elecciones generales de 2008 se corresponde con el resto favorable del diferencial de 8 puntos que obtuvo en el segmento del voto femenino y la del PP en las elecciones europeas del 7 de junio con su prevalencia entre los votantes masculinos, según una tendencia consolidada desde que se manifestó en el comienzo del periodo zapaterista, en 2004.
Sexos, edades y territorios
Nunca en la historia democrática de España como desde la aparición de José Luis Rodríguez Zapatero en la escena política había sido tan determinante el voto por sexos. Las mujeres –no todas, sino las que están integradas en el mercado laboral, porque las amas de casa siguen votando mayoritariamente a la derecha– se han convertido así en una fuerza electoral desequilibrante, circunstancia a la que no es ajeno en absoluto el activismo feminista del presidente. Un activismo sincero porque no responde a tacticismo electoral, sino que está grabado en sus genes biográficos, pues su madre, que tuvo una gran influencia en la conformación de su personalidad, fue una de tantas españolas que no pudieron desplegar sus “recursos imponderables” por las cortapisas de la España franquista a la autonomía de las mujeres. Pero, siendo así, es también la prueba de que los comportamientos electorales tienen una relación directa con las actuaciones políticas, pues llegado al poder Zapatero formó el primer Gobierno paritario, elevó por primera vez a una mujer a la rango de vicepresidenta primera del Gobierno, planteó como primera reforma legal la ley integral de lucha contra la violencia de género y elaboró una vanguardista ley de Igualdad.
La segunda peculiaridad electoral del zapaterismo es que la gran empatía que el presidente demuestra con los más jóvenes –hasta 30 años– se convierte en rechazo cuando se llega a la población de entre 30 y 45 años, los que debutaron expulsando de La Moncloa a Felipe González, el único presidente al que habían conocido cuando tuvieron la ocasión de votar por primera vez, una elección que marca con la intensidad de toda primera vez. La complicidad se recupera en la franja de 45 a 65 años, pero se transforma en asintonía entre quienes superan los 65, un segmento de población que ha perdido el temor a que la derecha suprima las pensiones y en el que no actúa como palanca suficiente de voto el lento y desigual desarrollo de la atención a la dependencia, de modo que la causa principal de la falta de conexión parece radicar en el estilo de liderazgo. El liderazgo líquido de Zapatero no conecta con unas generaciones que culturalmente siguen siendo herederas de una concepción del poder que requiere de líderes de talante caudillista, como Felipe González o José María Aznar.
La tercera gran característica electoral del zapaterismo tiene que ver con otro rasgo del liderazgo que ejerce el presidente, su carácter centrífugo, que se traduce en su mejor valoración en Catalunya, Euskadi, Baleares o Andalucía que en la meseta. Zapatero genera desconfianza, y hasta inquietud, en aquellos territorios, y entre aquellos ciudadanos, en los que está más anclada la tradición centrípeta de España.
La fragmentación social
Pero el elemento más discriminador del voto sigue siendo el estatus socio-económico, una categoría que depende no sólo del nivel de renta, sino también del cultural, que se ha democratizado como ningún otro en cuanto a posibilidades de acceso, y de rangos nuevos, como los que determina el conocimiento del manejo de las nuevas tecnologías o tener un contrato laboral indefinido.
La derecha arrasa entre las clases altas y medias-altas, mientras que el PSOE lleva ventaja entre las clases medias-bajas y bajas, de modo que la gran batalla se libra en el bloque de la clase media-media, en el que sociológicamente se encuadra el 40% de la población española, con ventaja conservadora en los grandes núcleos urbanos.
La universalización de la sanidad, la educación y las pensiones que implantaron los gobiernos de Felipe González permitieron a la mayoría de los españoles el ascenso a clase media, al garantizar a todos los ciudadanos un colchón mínimo de bienestar. Asegurado éste, las motivaciones del voto se han dispersado y la derecha se beneficia de la fácil penetración de mensajes emocionales sobre la inmigración o el Estado de las Autonomías que trascienden la frontera de las clases sociales.
La globalización tiene la característica singular de producir simultáneamente la homogeneidad y la heterogeneidad. En consecuencia, la izquierda y la derecha están obligadas a reformular, y afinar, sus políticas y sus relatos.

viernes, 17 de julio de 2009

Hospital privado en Torrejón "Compromiso cumplido" del PP


EL HOSPITAL DE TORREJÓN SERÁ GESTIÓN 100 % PRIVADA Y EL PP SIGUE SIN QUERER RECONOCERLO

Información El País, 17/07/09

El Hospital de Torrejón costará 2.100 millones


Estaba cantado. El primero de los cuatro hospitales prometidos por Esperanza Aguirre para esta legislatura, el de Torrejón de Ardoz, tuvo poco éxito entre constructoras y gestoras sanitarias cuando se licitó, en abril pasado. Tan poco que sólo se presentó un candidato, un consorcio formado por Ribera Salud (gestora del hospital valenciano de Alzira, entre otros), la aseguradora Asisa y la constructora FCC. Y se lo ha llevado. El Consejo de Gobierno aprobó ayer la adjudicación de la concesión, que durará 30 años, por un importe de 2.128 millones de euros.
El hospital de Torrejón será, como el de Valdemoro, de gestión enteramente privada. La concesionaria se hará cargo tanto de la parte no sanitaria (restauración, limpieza, atención al paciente...) como de la sanitaria, ya que contratará a médicos y enfermeras. El centro atenderá a unas 133.000 personas de Ajalvir, Daganzo de Arriba, Fresno del Torote y Ribatejada, además de Torrejón. Contará con 250 camas (las alegaciones que presentó el Ayuntamiento hicieron aumentar las 235 previstas inicialmente), 10 quirófanos y seis paritorios, entre otros. El Gobierno regional confía en que entre en funcionamiento en 2011.
Ribera Salud consiguió hace unos meses otro gran contrato en Madrid, el del laboratorio central de análisis clínicos, que da servicio a seis de los nuevos hospitales y se encargará de las pruebas de más de un millón de madrileños durante ocho años y por 125 millones. Pese al compromiso de Aguirre de construir tres hospitales más en esta legislatura (Collado-Villalba, Móstoles y el que ocupará parte del solar de la cárcel de Carabanchel), ninguno se ha licitado todavía.

lunes, 6 de julio de 2009

Manifiesto Orgullo 09

Esta semana se cumplen 40 años desde que el estallido de rebeldía que se produjo en un bar de Nueva
York llamado Stonewall Inn marcara un punto y aparte en la historia de los derechos civiles en el Mundo.
En ese momento, transexuales, transgéneros, lesbianas, gays y bisexuales comprendimos que no tenía
sentido continuar viviendo a escondidas, refugiados en clubs nocturnos en los que nunca entraba la luz del sol. Esa noche, iniciamos el camino hacia la visibilidad. Desde entonces, durante estos 40 años no ha habido un solo día en el que no lográramos un avance en el camino por la igualdad.

En nuestro país hemos conseguido la igualdad legal. Ahora, en el año 2009, seguimos avanzando, avanzado hacia la igualdad real. La mejor, la única forma de lograrlo es trabajando desde la educación. Por eso, hemos declarado el 2009, Año de la Diversidad Afectivo/sexual en la Educación.
Reivindicamos escuelas sin armarios. Exigimos un sistema educativo en el que la diversidad sexual tenga el reconocimiento que necesita. Unas escuelas a las que los jóvenes LGTB no tengan miedo de asistir. Donde el profesorado sea libre para expresar su diferencia. Unas aulas donde las hijas e hijos de familias que formamos lesbianas, gays, transexuales y bisexuales sean tan respetados y tan queridos como cualquiera. Unos recreos donde no exista el rechazo o la violencia.

Para ello, exigimos la implicación de poderes públicos. Para que se forme al profesorado en el reconocimiento de esa diversidad afectivo/sexual que establece la LOE. Para que se incorpore a los planes de estudio esa formación, para que el alumnado en España termine sus estudios valorando los sonetos de amor de Shakespeare escribió a su enamorado; y sabiendo que Lorca lloró en sus versos la frustración que le provocaba la homofobia que terminó costándole la vida; o que la Inquisición quemó en las plazas a los que denominaba sodomitas; que en los campos de concentración nazis, judíos, gitanos, homosexuales, transexuales y bisexuales compartieron los mismos hornos crematorios, o que bajo el régimen de Franco (tan cercano) los gays y transexuales daban con sus huesos en la cárcel y las lesbianas eran recluidas en sanatorios psiquiátricos. O, como recordamos este año, que en 1969 se inició la lucha moderna por los derechos de las personas LGTB.

Por eso, desde aquí pedimos: Educación, educación, educación! Queremos que la sociedad sepa que esta es ahora una de nuestras principales banderas, y que desde el movimiento LGTB vamos a reclamar el derecho a una educación inclusiva con todas nuestras fuerzas.

Exigimos una educación que siente las bases de la sociedad plural e igualitaria que queremos, una educación donde las lesbianas, los gays y las personas bisexuales seamos visibles, donde la transexualidad no sea un motivo de exclusión, una formación donde la educación afectivo-sexual esté presente y donde vivir con el vih no comporte un estigma. Demandamos un sistema educativo donde el sentimiento religioso no implique el rechazo de ninguna diversidad y donde las y los menores aprendan a ser solidarios con los perseguidos en el mundo a causa de su orientación sexual o identidad de género. Nuestros jóvenes, todas y todos los jóvenes, tienen derecho a conocer la diversidad de la sociedad en la que viven, una diversidad que no deben percibir como amenazadora, sino como algo que les enriquece. Y por cuarto año consecutivo pedimos al Partido Popular que también haga pedagogía, y que retire el recurso al Constitucional contra el matrimonio.

Y si tras estas demandas, todavía hay alguien que considera que esta manifestación no es un acto político, se lo vamos a recordar. Que sepamos compaginar la fiesta, la celebración, la alegría y el orgullo de existir y de ser como nosotros, no nos quita ni un punto de valor político y reivindicativo. Porque no estamos en una cabalgata, ni en un desfile, ni en una parada. Estamos en la manifestación del Orgullo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, un instrumento político con la que hemos contribuido a cambiar la historia de este país.
Una herramienta política y una fiesta en la que, año tras año, todas las ciudadanas y ciudadanos que creemos en la igualdad y en la libertad, vamos a celebrar que todas y todos somos diferentes y que todas y todos estamos orgullosas de ser como somos. Por eso, desde aquí gritamos ¡Viva el 40 aniversario de
Stonewall!, ¡viva el Año de la Diversidad Afectivo-sexual en la Educación! y ¡viva el Orgullo LGTB 2009! ¡A la escuela sin armarios!