viernes, 29 de julio de 2011

20 de Noviembre, cita con las urnas

El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha adelantado hoy las elecciones generales. Finalmente serán el 20 de Noviembre por lo que se adelantan casi cuatro meses.

El adelanto electoral siempre ha sido común en la democracia española: las generales de 1979, 1982, 1986, 1989, 1993 y 1996 han sido elecciones anticipadas, es decir, casi todas las elecciones generales que ha tenido España han sido anticipadas excepto las primeras en 1977 y las de 2000, 2004 y 2008.

Adelantar unas elecciones no significa que un país esté al borde del abismo ni se producen por una catástrofe como pretenderán mostrar algunos líderes de derecha a partir de hoy. Como ya he comentado, la mayoría de las elecciones generales se adelantaron hasta un año (como las de 1979, 1982, 1989 y 1996) y otras sólo cuatro meses (como las de 1986, 1993 y estas de 2011).

Quiero aprovechar esta entrada también para poneros un fragmento de un artículo de EL PAÍS resumiendo estas dos legislaturas del PSOE en el gobierno de España en forma de 20 leyes significativas. Aquí las tenéis:

- La primera ley, contra la violencia machista. El drama de la violencia sufrida por las mujeres a manos de sus parejas había estallado en la conciencia ciudadana a finales de los noventa (aunque España estaba ya entre los países europeos con menos asesinadas). Zapatero prometió que su primera ley sería para proteger a las mujeres y así fue: en diciembre de 2004 fue aprobada por unanimidad en el Congreso la Ley contra la Violencia de Género, pionera en Europa. Incluía medidas sociales, educativas y judiciales; entre estas, la más controvertida: si un hombre maltrata a una mujer, la condena es mucho más dura que si la mujer maltrata al hombre. El Tribunal Constitucional avaló en 2008 esa desigualdad.

En 2003, último año antes de la ley, 71 mujeres habían muerto a manos de sus parejas o ex parejas; en los años siguientes -salvo 2005- la cifra no dejó de aumentar, aunque en 2009 bajó: 55 fallecidas. De las denuncias por maltrato sólo hay datos desde 2007, tampoco concluyentes: en 2008 subieron y en 2009 volvieron a bajar (135.540 ese año, casi 400 denuncias cada día en España).

- Derogación del trasvase del Ebro. El 18 de junio de 2004, el Gobierno derogó el trasvase del Ebro, que el PP había diseñado tres años antes para llevar agua, con una tubería gigante, desde la cuenca aragonesa a Valencia, Murcia, Almería y Barcelona. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, prometió que el agua llegaría por otra vía: desalando el agua del mar en una veintena de nuevas desaladoras -en 2009 sólo se habían construido cuatro-; una solución, dijo, más barata, ecológica y racional. La derogación del trasvase del Ebro provocó la ira de Valencia y Murcia y los aplausos de Aragón y de los ecologistas. Después, el Gobierno ha mantenido e impulsado otros trasvases (aunque de menor dimensión), para indignación de los ecologistas.

- Regularización de inmigrantes...y luego una ley más dura. Cuando Zapatero llegó al Gobierno había un millón de inmigrantes sin papeles trabajando sin derechos en España, a pesar de que el PP había llevado a cabo cinco regularizaciones extraordinarias (con 480.000 beneficiados). Zapatero puso en marcha la tercera y "última oportunidad", con requisitos más duros: entre febrero y mayo de 2005, el Gobierno dio papeles a 580.000 inmigrantes tras acreditar que llevaban seis meses en España, carecían de antecedentes penales y -ésta era la novedad- tenían un contrato de trabajo. Así salieron a la luz miles de empleos hasta entonces en el limbo legal. Un año más tarde, en julio de 2006, según el INE, volvía a haber un millón de inmigrantes sin papeles en España.

Con la puerta cerrada a nuevas regularizaciones, el Ejecutivo endureció, en 2009, la Ley de Extranjería, restringiendo la agrupación familiar y alargando el plazo máximo de internamiento de los sin papeles a 60 días.

- Divorcio exprés. Una de las primeras modificaciones del Código Civil la realizó el Ejecutivo en 2005 para agilizar los procesos de divorcio. Fue regulada la custodia compartida -el juez puede decretarla aunque los padres no lo hayan acordado- y se instauró el divorcio exprés: a los tres meses de matrimonio, sin alegar motivos y sin separación previa.

- Matrimonio homosexual. Con la oposición frontal del Vaticano -que la tachó de "aberrante"-, las dudas del Consejo General del Poder Judicial -que cuestionó su constitucionalidad-, el rechazo del Foro Español de la Familia -que presentó 500.000 firmas "en defensa del matrimonio y la infancia"- y el desprecio del PP -Rajoy atribuyó la iniciativa a "la manía de Zapatero por parecer moderno"-, en junio de 2005 fue aprobada la reforma legal que autoriza el matrimonio entre homosexuales. Los gais, que ya podían adoptar niños individualmente, pueden hacerlo a partir de entonces conjuntamente.

La reforma provocó un amago de rebelión de algunos alcaldes del PP, que se negaron a casar a parejas gais. El Ministerio de Justicia tuvo que advertirles de que eso supondría un "incumplimiento flagrante de los deberes del orden público". Desde 2005 se han celebrado más de 17.000 bodas entre homosexuales, según el INE.

- Carné por puntos. En julio de 2006 entró en vigor el nuevo permiso de conducir: el carné por puntos. Desde entonces, el conductor imprudente, o que conduce borracho, o quien comete cualquiera de las 31 infracciones afectadas por la medida, además de pagar las multas va perdiendo puntos del carné y corre el riesgo de quedarse sin él. "Ayudará a salvar vidas", dijo el ministro del Interior, José Antonio Alonso. El número de muertos en carretera -que ya llevaba un lustro bajando ligeramente- se ha reducido casi a la mitad: de 4.442 fallecidos en 2005 a 2.714 en 2009 (último año del que hay datos cerrados).

A ese descenso no sólo ha contribuido el nuevo carné: en 2007 el Código Penal fue modificado para endurecer las penas por conducir a velocidad excesiva, bajo los efectos del alcohol o sin carné. En 2009 se aprobó una Ley de Seguridad Vial que agiliza las multas.

- Los 'papeles' de Salamanca. El Gobierno de Zapatero satisfizo en 2006 una reivindicación histórica de la Generalitat: la devolución a Cataluña de los documentos incautados por el régimen franquista y depositados en el Archivo Nacional de la Guerra Civil en Salamanca junto a los del resto de España. Tras un tenso periplo parlamentario -el PP empezó entonces a acusar al Ejecutivo de reabrir las heridas de la guerra, acusación que ya no abandonaría- y judicial, las 500 cajas de documentos llegaron a Barcelona en la madrugada del 31 de enero de 2006. El traslado se hizo de noche y sin previo aviso. En Salamanca quedaron copias. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, explicó que era un acto de "justicia" con Cataluña y que no se extendería al resto de comunidades porque sólo la catalana tenía gobierno cuando estalló la Guerra Civil.

- Ley Antitabaco. El 1 de enero de 2006, los españoles no fumadores -y la ministra Elena Salgado- ganaron una batalla, y los fumadores empezaron a sentir un cerco legal que habría de endurecerse más tarde. Ese día entró en vigor la primera ley antitabaco. Quedó prohibido fumar en los centros de trabajo, y los locales públicos de más de 100 metros se vieron obligados a acotar -levantando tabiques o cristaleras- zonas específicas para los fumadores. Dejó de estar permitida la venta de pitillos sueltos (para evitar que los compren menores) y se restringió la publicidad del tabaco. En la segunda legislatura la ley se endureció aún más: desde enero de este año está prohibido fumar en cualquier local de uso público, e incluso en espacios abiertos como los parques infantiles o las paradas de autobús.

- Nueva Ley de Educación. La sexta ley de educación de la democracia llegó en 2006. Y, al igual que había hecho en su día el PP, el PSOE la sacó adelante sin acordarla con el principal partido de oposición. A pesar de ello, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba auguró que sería "para muchos, muchos años". La ley fue aprobada en el Congreso el 6 de abril de 2006, tras superar no sólo el trámite parlamentario sino también una manifestación de 350.000 personas convocada por la jerarquía católica en Madrid. Introducía una nueva asignatura -Educación para la Ciudadanía, principal caballo de batalla para el PP-, hacía un poco más fácil pasar de curso y establecía que los alumnos que no cursen religión puedan tener la hora libre -caballo de batalla para la Iglesia, que exigía una alternativa dura a religión-.

- Selección genética y células madre. Con Zapatero se ha dado un salto legislativo en el ámbito de la biomedicina; imprudente para algunos, valiente para otros. La Ley de Reproducción Asistida, en mayo de 2006, autorizó la selección genética de embriones para curar a hermanos enfermos -el PP ya permitió en 2003 la selección genética pero sólo para evitar enfermedades hereditarias al futuro bebé- y potenció la investigación con células madre embrionarias. En 2007, la Ley de Investigación Biomédica autorizó la clonación terapéutica, que no da lugar a personas clonadas -queda prohibido expresamente- pero sí a "preembriones" clonados -con carga genética nueva- que permiten generar ciertos tejidos e investigar enfermedades.

- El vaivén fiscal. En marzo de 2006, bajar impuestos empieza a ser de izquierdas. El Consejo de Ministros aprueba la reforma fiscal, que entraría en vigor en 2007: un IRPF más bajo y algo menos progresivo, más deducciones personales y familiares y la primera rebaja del impuesto de sociedades de la democracia. Todo eso, según admitió Hacienda, iba a costar al Estado 9.250 millones (los que dejaba de ingresar) en dos años; es decir, la reforma se comía prácticamente el superávit que, por primera vez en España, se había registrado en 2005. De media, cada ciudadano pagó en 2008 un 6% menos al fisco. Ese año se suprimió el impuesto de Patrimonio, pensado para gravar las grandes fortunas; el Gobierno alegó que se había convertido en un impuesto para las clases medias.
- Ley de Dependencia. Crear "el cuarto pilar del Estado del Bienestar", junto a la educación pública, la sanidad gratuita y las pensiones. Esa era la meta del Ejecutivo de Zapatero cuando gestó una de sus leyes emblemáticas, la de Promoción de la Autonomía Personal, aprobada por el Congreso en noviembre de 2006. Las personas dependientes obtuvieron el derecho de recibir atención pública: teleasistencia, centros de día, residencias, ayuda a domicilio, un asistente personal o una prestación económica (en la práctica, esta es la más habitual). Hoy, casi 700.000 personas reciben algún tipo de ayuda, otras 360.000 están en lista de espera aunque ya les han reconocido el derecho, y 480.000 solicitantes están esperando a que los declaren dependientes. El presidente advirtió de que aplicar la ley requería la "colaboración leal" de las autonomías. Una colaboración que muchas veces ha brillado por su ausencia.

- Ley de Igualdad. Un año antes de crear el Ministerio de Igualdad, el Gobierno aprobó la Ley de Igualdad -el Congreso la avaló el 15 de marzo de 2007-, considerada un triunfo por las asociaciones feministas. La ley amplió el permiso de paternidad a 15 días (y a 30 días en una segunda fase, aunque la crisis ha enterrado ese compromiso), obligó a los partidos a presentar listas electorales con al menos un 40% de mujeres (y en puestos con opciones) y fijó primas en los concursos públicos a las empresas con equilibrio de sexos.
- Cheque-bebé y 400 euros. Aún en la cresta de la ola del superávit pero con la crisis a la vuelta de la esquina, en julio de 2007 el Gobierno anuncia el cheque-bebé: 2.500 euros para las madres de niños nacidos a partir de ese mes. Para todas las familias igual, al margen de sus ingresos (lo que indignó a un sector de la izquierda). Todos los grupos menos el PSOE tacharon la medida de electoralista; ninguno votó en contra. Mariano Rajoy resumió así los espléndidos presupuestos de 2008: "El Gobierno acabará ofreciéndonos un chalé en el Caribe".

En enero de 2008, ya en precampaña, Zapatero lanzó otra promesa a la tómbola electoral: la devolución de 400 euros cada año a todos los contribuyentes de IRPF, también sin distinciones. Ese mismo año estalló la crisis. La medida de los 400 euros fue eliminada en 2009; el cheque-bebé, en 2010, que se convirtió así en el año en el que volvieron a subirse los impuestos.

A finales de 2010, las medidas comprometidas con Bruselas para reducir el déficit público incluyeron el anuncio de la privatización del 49% de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), de la gestión de los dos aeropuertos más rentables -Barajas y El Prat- y del 30% de Loterías y Apuestas del Estado.

- La Memoria Histórica. El 10 de diciembre de 2007, con la legislatura en sus estertores y cuando ya parecía que no iba a salir adelante, el Congreso aprueba la Ley de la Memoria Histórica. "Un ataque a la Transición", según el PP, que votó en contra (ERC también, por considerarla insuficiente). El texto recoge un reconocimiento a todas las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura; declara "ilegítimos" los tribunales franquistas y sus sentencias, pero no las anula -algo que intentaron hasta última hora IU y ERC-; y obliga a los ayuntamientos a retirar los signos franquistas de sus calles. El Estado se compromete a "ayudar" en la apertura de las fosas comunes, pero no se hace cargo de ella.

- Nuevo modelo de financiación autonómica. El Gobierno pactó primero el nuevo modelo de financiación autonómica con Cataluña y luego extendió la fórmula al resto de comunidades. La reforma de la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas, una de las más importantes que puede aprobar un Gobierno, llegó en diciembre de 2009. El resultado, más dinero para todas -11.000 millones más en tres años-, mayor participación en los impuestos estatales y un cambio en el sistema de solidaridad entre comunidades, que quedó recortado. El PP denunció que el modelo estaba hecho a la medida de Cataluña y votó en contra, aunque las comunidades del PP recibieron el dinero. La financiación llegó apenas concluida la carrera de las comunidades por ampliar su autonomía reformando sus Estatutos (ver pieza adjunta).

- Derecho al aborto. Otra reivindicación feminista que estuvo a punto de no salir; pero salió, en febrero de 2010, firmada por la ministra Bibiana Aído. El aborto pasó de estar despenalizado en ciertos supuestos a ser un derecho de las mujeres (aunque sólo en determinado plazo). En un sentido es una ley más permisiva: hasta las primeras 14 semanas de embarazo no hay que alegar motivos para abortar; en otro sentido es más dura: después de la semana 22, ya no se puede alegar peligro para la salud psíquica de la madre. Toda la reforma pendió de un hilo: el artículo que autorizaba a las chicas de 16 y 17 años a abortar sin permiso de sus padres. Al final se acordó que las menores tendrán que informar a sus progenitores salvo cuando aleguen un "grave conflicto".

- Endurecimiento del Código Penal. El Código Penal de 2010 agravó las penas por terrorismo, crímenes sexuales y corrupción urbanística, e introdujo la libertad vigilada para los delitos más graves (terroristas y pederastas serían vigilados aun después de salir de la cárcel). Las personas jurídicas, por primera vez, podrán ser imputadas. Gaspar Llamazares (IU) afirmó que la reforma venía dictada por " los medios de comunicación, que son insaciables", en plena conmoción por casos como los de las niñas Mari Luz Cortés y Marta del Castillo.

- Reforma laboral y de las pensiones. La reforma laboral -que, entre otras cosas, abarata el despido- le costó a Zapatero una huelga general el 29 de septiembre de 2010. Los sindicatos acusaron al presidente de abrazar el discurso liberal de un día para otro. Con el mismo argumento de que era imprescindible aprobó también el Gobierno la reforma del sistema de pensiones, que alarga la vida laboral hasta los 67 años y obliga a trabajar 38,5 años a quien quiera jubilarse a los 65.

- De la Ley de Economía Sostenible a la 'Ley Sinde'. Una de las promesas estrella de Zapatero fue una Ley de Economía Sostenible que iba a dar lugar a "un nuevo modelo productivo" que sustituyera al del ladrillo. Pero la ley, aprobada el pasado febrero, no plantea ningún cambio radical; es más conocida por una disposición adicional incorporada a última hora que no tiene que ver con la economía: la llamada Ley Sinde, que persigue las descargas ilegales de contenidos en Internet.

De todas estas leyes rechazo de plano la parte "Sinde" de la Ley de Economía Sostenible y la reforma de las pensiones. Apoyo sin dudar la leyes de Igualdad, Matrimonio Homosexual, Aborto, Divorcio Exprés, Antitabaco, Memoria Histórica, Dependencia, Educación, Extranjería, Contra la violencia de género, Reproducción asistida, etc.

Leyes muy necesarias y que han contribuido a dar más derechos sociales, a reconocérselos a minorías ignoradas y a hacer justicia con víctimas pasadas y futuras.

El 20 de Noviembre decides si quieres que estas leyes permanezcan en el tiempo y podamos seguir disfrutándolas o si quieres que sean derogadas por la derecha más radical y rancia de Europa. Decide.

sábado, 23 de julio de 2011

Matanza en Noruega


Ayer se produjo en Noruega una matanza. Es una palabra que puede definir perfectamente el horror de lo sucedido ayer en la capital noruega, Oslo, y la isla de Utoya al noroeste de la ciudad.

En Oslo una bomba destrozó la sede del gobierno del país y produjo siete muertos. Desde la Segunda Guerra Mundial Noruega no había vivido algo así. Y además nunca se había producido un atentado en este país. Noruega, uno de los países más ricos y con mejor nivel de vida del mundo, no está acostumbrada a estas situaciones. Su reacción fue lenta y torpe. Según datos de entrevistas que ha hecho el diario EL PAÍS entre ayer y hoy, muchos noruegos se extrañaron de la presencia policial en las calles. Parece que ni siquiera suele haber policía en Oslo.

Pero el atentado ya ha pasado y de nada vale decir que no había policía. Es lo normal en un país con estas características. Pero lo peor no fue el atentado con bomba en la ciudad sino la verdadera matanza que poco después se dio en la isla de Utoya, en el quinto largo más grande del país. La isla pertenece a las juventudes del Partido Laborista y se estaban dando unos cursillos parecidos a los que tenemos en España de Jaime Vera que se dan en la sierra de Madrid. Además incluían una acampada en esa pequeña isla.

El asesino se introdujo en la isla disfrazado de policía para poder burlar los controles de seguridad y explicando a algunos jóvenes que sabía qué había pasado en la capital comenzó a disparar a bocajarro. Cundió el pánico y cientos de jóvenes corrieron a esconderse como podían. Durante una hora y media el asesino campó a sus anchas por la isla aniquilando a decenas de jóvenes. Muchos intentaron huir por agua pero tuvieron que volver a la isla por temor a morir ahogados. Dos testigos cuentan que se escondieron debajo de cadáveres cuando pasó el asesino. Una matanza.

Este asesino que parece que tiene 32 años y es ultraderechista fue detenido cuando llegó la policía al lugar. Todo indica a un crimen de ideología al ser ultraderechista y haber atacado la sede del gobierno (actualmente laborista, lo que aquí es socialista) y el campamento de jóvenes laboristas.

Un asesino frío y despiadado para el que pido la pena más dura que establecen las democracias europeas: la cadena perpetua. Nunca podrá pagar lo suficiente este individuo. 92 vidas se ha llevado por delante de momento, muchos de ellos jóvenes que estaban sólo dando sus primeros pasos (muchos tenían entre 15 y 22 años) en una vida que, desgraciadamente, un miserable asesino ha apagado.

martes, 12 de julio de 2011

¿Quiénes son realmente los candidatos a presidente?


PSOE
El partido que está actualmente en el Gobierno de España sorteando la peor crisis económica desde la Gran Depresión ha puesto su confianza en el ya ex vicepresidente: Alfredo Pérez Rubalcaba.
De esta forma se presenta como candidato por el Partido Socialista el “delfín” del actual presidente Zapatero. Sin embargo al contrario que en otros casos la sucesión no supone un relevo generacional pues Rubalcaba nació en 1951 mientras que Zapatero es más joven, de 1960.
Alfredo Pérez Rubalcaba tiene una larga carrera política a sus espaldas. Nacido como hemos dicho en 1951 en Solares (Cantabria) en su juventud fue atleta pero tuvo que retirarse de las pistas tras una lesión. Estudió Ciencias Químicas en la Universidad Complutense de Madrid con éxito y más tarde se doctoró.
Sería profesor en su universidad y en otras universidades europeas. Todo ello lo compatibilizó con el partido al que ingresó en 1974. Con la llegada al Gobierno del PSOE en 1982 comenzaría a ocupar cargos de responsabilidad relacionados con la universidad y la educación.
En 1988 fue nombrado secretario de Estado de Educación y en 1992 Felipe González le designó ministro de Educación, cargo que ocupó hasta 1993 cuando cambió de cartera por Presidencia y portavoz del Gobierno hasta 1996, año en el que el PP ganó las elecciones generales.
Sería diputado en la oposición durante los gobiernos de Aznar y en el Congreso del PSOE del año 2000 apoyó a José Bono frente a Zapatero lo cual no le acarreó consecuencias siendo elegido miembro del Comité Ejecutivo. Con la victoria del PSOE en 2004 fue elegido portavoz del partido en el Congreso mientras un neófito Zapatero ejercía la presidencia.
En abril de 2006 sustituyó a José Antonio Alonso al frente de Interior tras la crisis de Gobierno abierta con la salida de Bono del Ejecutivo (el cual fue sustituido por Alonso en Defensa). Al frente de Interior cosechó importantes éxitos como la importante disminución de los accidentes de tráfico y el acoso sin cuartel a la banda terrorista ETA.
Tras las elecciones generales de 2008 fue nombrado nuevamente ministro del Interior. Durante la baja por maternidad de Carme Chacón, ejerció de ministro de Defensa durante un mes.
En octubre de 2010 Zapatero le ascendió a Vicepresidente del Gobierno y Portavoz del Ejecutivo conservando el cargo de ministro del Interior. Con ello se convertía en el hombre fuerte del gobierno socialista.
En mayo de 2011 fue propuesto como candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno para las próximas elecciones generales. Tras una apertura de primarias, que finalmente no se celebraron al no conseguir ningún otro candidato los avales necesarios, ha sido nombrado candidato oficialmente. Además ha dimitido de sus cargos en el Gobierno para dedicarse exclusivamente a su candidatura.
Los grandes retos de Rubalcaba:
- Vencer a las encuestas que le dan al PP una ventaja notable sobre el PSOE.
- Recuperar la confianza para el PSOE tras la dura gestión de la crisis que ha supuesto una caída en las encuestas de valoración y un castigo electoral en las últimas elecciones municipales y autonómicas.
- Dar un giro socialdemócrata creíble al PSOE (como ya comenzó en su discurso de proclamación).

PP
El principal partido de la oposición vuelve a presentar como candidato a presidente a Mariano Rajoy Brey, su presidente desde el año 2004. El caso de Rajoy fue parecido al de Rubalcaba hoy. Fue propuesto por el presidente Aznar en el 2003 como su sucesor (aunque en el PP no hubo la posibilidad de primarias) al ser su “delfín” en el Gobierno. Rajoy era el Vicepresidente en esa época.
Mariano Rajoy nació en Santiago de Compostela en 1955. Por tanto es casi de la misma “quinta” que Rubalcaba. Si algo caracteriza a Rajoy es su versatilidad en cargos. Ha ocupado más aún que Rubalcaba (que como hemos visto a lo largo de su vida ha tenido muchos cargos de responsabilidad).
Rajoy ya tenía en sus antecedentes familiares algo de política: su abuela fue uno de los redactores del estatuto de autonomía de Galicia de 1932 y es hijo de uno de los presidentes de Audiencia provincial de Pontevedra.
Rajoy se licenció en Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela y tras esto se presentó a las oposiciones para registrador de la propiedad, cargo que consiguió convirtiéndose en el registrador más joven de España en ese tiempo.
Se afilió a Alianza Popular en 1981 y fue elegido candidato a las elecciones al Parlamento de Galicia de ese mismo año consiguiendo su escaño. En 1982 fue elegido director general de relaciones institucionales de la Xunta y un año más tarde concejal en Pontevedra. En 1986 fue nombrado presidente de la diputación de Pontevedra, cargo que ocupó hasta 1991. En las elecciones generales de 1986 obtuvo escaño en el Congreso de los Diputados por su provincia pero renunció para ser Vicepresidente de la Xunta.
Con la refundación de AP en Partido Popular en 1989 fue nombrado miembro del Comité Ejecutivo del partido y diputado por Pontevedra en las elecciones generales de 1989 y 1993.
En 1996 el PP venció en las generales y se convirtió en el partido gubernamental por primera vez. Aznar le nombró ministro de Administraciones Públicas, cargo que encajaba con su carácter de registrador de la propiedad. En 1999 asumió el ministerio de Educación (que curiosamente había ocupado su próximo rival en las urnas, Rubalcaba, unos años antes que él) tras la renuncia de Esperanza Aguirre.
Fue el coordinador de la campaña electoral del PP en el 2000 tras la que el PP obtuvo mayoría absoluta. En recompensa Aznar le nombró Vicepresidente del Gobierno y ministro de la Presidencia.
Un año después sustituyó a Mayor Oreja en Interior dejando su cargo de ministro de la presidencia. En 2002 volvió a cambiar de carteras: dejó Interior a Ángel Acebes y asumió de nuevo Presidencia y la portavocía del Gobierno. Como portavoz tuvo que enfrentar dos grandes hándicaps: el desastre ecológico tras el hundimiento del Prestige y el apoyo a EEUU en una nueva guerra de Irak. En septiembre de 2003 renunció a todos sus cargos en el Gobierno tras ser elegido candidato a la presidencia para las elecciones de 2004.
En estas elecciones el PP perdió el Gobierno debido, entre otras cosas, al efecto de los atentados del 11-M. sin embargo Rajoy decidió permanecer como líder de la Oposición.
En su primera legislatura en la oposición se centró en atacar al Gobierno socialista en todos los frentes posibles abriendo una etapa de crispación que le pasó factura en 2008, perdiendo nuevamente las elecciones. A pesar de esta segunda derrota permaneció en la oposición y durante esta legislatura se ha concentrado básicamente en dejar que la crisis desgaste a los socialistas para en las siguientes generales conseguir fácilmente la presidencia.
Los grandes retos de Rajoy:
- Mantener la confianza de su electorado que ha permitido al PP ganar en casi todas las comunidades autónomas el pasado 22 de mayo.
- No dar miedo a la ciudadanía con propuestas radicales o muy de derechas que puedan incentivar la movilización del voto de izquierdas.
- No propiciar el voto anti-PP en Cataluña y Euskadi.

IU
La coalición de izquierdas en las últimas elecciones generales quedó reducida a la mínima expresión: sólo dos diputados y encima uno de ellos de su socia catalana Iniciativa per Catalunya Verds.
El fracaso de Izquierda Unida fue sonado al polarizarse la política española durante la anterior legislatura por la tensión que creó el PP. Por tanto el voto de la izquierda fue mayoritariamente para el PSOE. En esta legislatura la crisis ha mermado las posibilidades del PSOE y ha dado un balón de oxígeno a IU que ésta no ha sabido aprovechar del todo.
Su candidato a las próximas elecciones será previsiblemente su coordinador general, Cayo Lara Moya, que sucedió a Gaspar Llamazares en 2008.
Cayo Lara nació en 1952 en Argamasilla de Alba (Ciudad Real). Por tanto, es también de la misma “quinta” que los candidatos de los dos grandes partidos nacionales. Agricultor de profesión, creó el sindicato Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos. Fue alcalde de su pueblo natal entre 1987 y 1999. En 2000 fue designado coordinador de IU en Castilla-La Mancha. En 2007 fue candidato de la coalición a la presidencia de la Junta pero no obtuvo escaño en las Cortes castellano-manchegas.
En noviembre de 2008 fue candidato a suceder a Llamazares como coordinador general de IU respaldado por el Partido Comunista (principal partido dentro de IU), cargo que finalmente consiguió con un 55 % de los votos.
Bajo su mando IU ha conseguido para la sangría de votos como se vio en las elecciones europeas de 2009 y en las últimas autonómicas y municipales. En la oposición ha criticado el bipartidismo y las medidas de ajuste del Gobierno socialista para la crisis. Ha postulado a IU como candidata a recibir el voto de los indignados con la actual situación social y económica, el movimiento 15-M, de momento con escaso éxito.
Los grandes retos de Cayo Lara:
- Primero ser elegido candidato. IU se basa en un sistema asambleario que puede traer sorpresas.
- Cambiar la mala imagen que ha dado IU tras permitir su federación extremeña que gobierne el PP en esa comunidad. Lara prometió en la campaña de las autonómicas que IU no permitiría “ni por activa ni por pasiva gobiernos del PP”. Sin embargo la indignación de IU Extremadura con el PSOE de esa región hizo que se abstuvieran permitiendo a José Antonio Monago ser nuevo presidente. Por tanto, esto se vio como que IU permitió un gobierno de derechas en pleno tsunami del PP en toda España.
- Aglutinar el voto del electorado a la izquierda del PSOE además de los indignados del 15-M. Además agrupar a formaciones verdes como Equo para presentarse a las generales unidos.

UPyD
La gran sorpresa de las municipales y autonómicas del pasado 22 de mayo fue, en parte, Unión Progreso y Democracia. El partido creado en 2007 ha ido cosechando éxitos desde su formación. Sólo seis meses después de su creación consiguió una diputada en el Congreso de los Diputados en las elecciones generales. En las autonómicas vascas obtuvo otro diputado y en las europeas un eurodiputado. En las pasadas elecciones consiguió 152 concejales en toda España y ocho diputados en la Asamblea de Madrid. Además se quedó a las puertas de entrar en la Asamblea de la Región de Murcia y en las Cortes de Castilla y León.
UPyD fue fundada por varios intelectuales críticos con la gestión del Gobierno en la tregua de ETA además del bipartidismo y del excesivo poder que ellos atribuyen a los nacionalismos periféricos. También defienden al castellano y consideran que está en peligro en determinadas zonas de España.
Su portavoz es la ex eurodiputada del PSOE Rosa Díez González, que previsiblemente será también la candidata del partido a las elecciones generales.
Rosa Díez nació en Sodupe, en el municipio de Güeñes (Vizcaya) en 1952. Por tanto es también de la edad de los otros tres candidatos a presidente que hemos visto. Hija de un obrero socialista que fue condenado a muerte, aunque finalmente no fue ejecutado, estudió administración y trabajó como funcionaria de la administración civil del Estado en la Diputación Foral de Vizcaya. Se afilió a UGT en 1976 y al PSOE en 1977. Ocupó diferentes responsabilidades tanto en el sindicato como en el partido siendo miembro del Comité Ejecutivo. Fue diputada foral de Vizcaya entre 1979 y 1983 y vicepresidenta de las Juntas de Vizcaya entre 1983 y 1987.
Tras un acuerdo entre el PNV y el PSE, se hizo una coalición de gobierno entre ambos partidos con José Antonio Ardanza, del PNV, como Lehendakari y cinco consejeros socialistas, entre los que estaba Rosa Díez como consejera de Comercio, Turismo y Consumo, cargo que ocupó entre 1991 y 1998. En 1998 fue derrotada por Nicolás Redondo en las elecciones para elegir al candidato a lehendakari.
En las elecciones europeas de 1999 fue la cabeza de lista del PSOE y se convirtió en eurodiputada. En las elecciones de 2004 fue reelegida hasta su cese en 2007. En el Congreso del PSOE del año 2000 se postuló como candidata a secretaria general junto a José Luis Rodríguez Zapatero, José Bono y Matilde Fernández, siendo vencedor el primero y quedando Díez la última.
En 2007 finalmente abandonó el PSOE tras las fricciones que había mantenido con el partido por la Tregua de ETA. Junto a miembros de ¡Basta ya! y de la Plataforma Pro fundó UPyD en septiembre de 2007. En las generales de 2008 obtuvo escaño en el Congreso por Madrid.
Su oposición al PSOE ha sido frontal durante toda la legislatura. Una especie de resentimiento acompaña a todas sus intervenciones en el Congreso y es conocida por exaltarse con facilidad en las Cortes. En materia económica UPyD “pincha” al no haber dado ninguna propuesta en esta legislatura.
Los grandes retos de Rosa Díez:
- Ampliar su apoyo electoral más allá de la Comunidad de Madrid, donde tiene sus principales apoyos como se ha visto en las elecciones autonómicas.
- Mostrar un programa económico complejo dada la actual situación de crisis.
- Mantener su posición equidistante respecto a los dos grandes partidos nacionales para evitar perder apoyos por la derecha o la izquierda.