miércoles, 23 de octubre de 2013

Los Reyes Católicos presiden el Congreso



Están de moda los Reyes Católicos y, en especial, Isabel I de Castilla. La serie de televisión homónima, Isabel, ha conseguido acercar al público general una parte de nuestra Historia que siempre había pasado más desapercibida en series y películas que otras como la Guerra Civil, el Franquismo o la Hispania romana.

Los Reyes Católicos son más conocidos entre las generaciones que estudiaron durante el Franquismo, ya que dicho régimen consideraba a estos monarcas los creadores de la España moderna y les daba una enorme importancia en las escuelas y en el simbolismo estatal. Hasta tal punto que en el billete de mil pesetas de los años 50  aparecía la efigie de Isabel y Fernando. 

Sin embargo, la importancia que se les ha dado desde hace siglos es aún mayor que esto. A parte de en nuestras monedas y billetes, los Reyes Católicos presiden el Congreso de los Diputados al haber una estatua de cada uno a ambos lados del escudo del país, situado encima de las tribunas de la Mesa del Congreso. A la izquierda, Isabel I de Castilla, reina entre 1474 y 1504 y consorte de Aragón. Isabel I llegó al trono a la muerte de su hermano, Enrique IV, y tuvo que luchar por mantenerlo ya que parte de la nobleza castellana apoyó a su sobrina Juana, apodada la Beltraneja, en su pretensión al trono amparándose en ser hija del fallecido Enrique. Castilla era entonces el reino peninsular más poderoso y el más rico y poblado iniciando con Portugal los descubrimientos atlánticos. 
A la derecha se sitúa la estatua de Fernando II de Aragón, rey de Castilla entre 1475 y 1504 por su matrimonio con Isabel y por la Concordia de Segovia, y rey de la compleja Corona de Aragón entre 1479 y 1516. Fernando fue co-monarca de Castilla por su matrimonio con Isabel y se convirtió en rey de Aragón a la muerte de su padre, Juan II. Aragón era una corona confederal formada por el reino homónimo y los de Valencia, Mallorca, Cerdeña y Sicilia además del principado de Cataluña y el reino de Nápoles posteriormente. A pesar de esta fuerza en el Mediterráneo, Aragón estaba en decadencia a finales del siglo XV ante el empuje castellano. 


El hecho de que ambos monarcas ocupen una posición privilegiada en las Cortes demuestra su importancia y, sobre todo, la que les ha dado nuestro país posteriormente.

lunes, 21 de octubre de 2013

Enya en ESDLA



Cuando Tolkien empezó a escribir a principios del siglo XX una obra maestra no podía ni imaginar que ésta llegaría a la gran pantalla en forma de una de las trilogías más conocidas de la Historia del Cine. El Señor de los Anillos es magia, es fantasía y es entretenimiento. Lo acreditan sus 17 Óscares (11 de El Retorno del Rey, cuatro de La Comunidad del Anillo y dos de Las Dos Torres).

El Señor de los Anillos tiene una historia muy entretenida, una trama muy bien elaborada y unos paisajes espléndidos, dado su rodaje en una tierra tan lejana y encantadora como Nueva Zelanda. Pero uno de los puntales de esta trilogía es su excelente Banda Sonora Original, mezclada con maestría con una de las lenguas inventadas de Tolkien (quien era filólogo y lo demostró en sus novelas), el élfico, y entonada por la relajante  Enya.

Os adjunto una recopilación de la BSO para los elfos, relajante y bonita, ¡disfrutadlo! 

miércoles, 16 de octubre de 2013

La problemática de las horas





Primero debemos comenzar con conceptos básicos que todos sabemos pero que nunca viene mal refrescar. La Tierra está dividida en 24 husos horarios, siguiendo el tiempo cronométrico establecido por los seres humanos. Estos husos vienen dados por los meridianos, líneas imaginarias que unen los polos magnéticos del planeta y nos permiten calcular las diferentes horas según sea de día o de noche.
Todos los husos horarios están definidos en función del Tiempo Universal Coordinado (UTC), huso horario centrado en el Meridiano 0, llamado también de Greenwich (Londres).
Al girar la Tierra de oeste a este, a cada huso horario se va sumando una hora si es en dirección este. Por el contrario, en dirección oeste se va restando. El meridiano de 180 º es la Línea Internacional de Cambio de Fecha, y marca el cambio de día. Se sitúa en medio del océano Pacífico.

Viendo esta sencilla explicación, lo más lógico es que todas las regiones con un mismo huso horario tengan un tiempo solar aparente semejante, sin grandes diferencias. Por ejemplo, que amanezca a una hora muy aproximada.
Sin embargo, la política, una vez más, entra en donde no debería hacerlo y lo que es geografía pasa a ser geopolítica por lo que vemos casos curiosos en esta materia.

El más destacable es el de España. El Meridiano de Greenwich atraviesa nuestro país por el este, concretamente por la antigua Corona de Aragón y la ciudad de Castellón. Así, lo lógico es que España tuviera la misma hora que Londres, la de Europa Occidental, al coincidir geográficamente (UTC +/-0). Sin embargo, en 1940 el gobierno, entonces encabezado por el dictador Francisco Franco, decidió cambiar la hora a la de Berlín, como gesto de amistad hacia el nazi Adolf Hitler. Tras la Segunda Guerra Mundial, España mantuvo la hora de Europa Central (UTC+1), originándose el problema que tenemos desde hace décadas: estar en un “jet lag” permanente. Así, España tiene la misma hora que Alemania o Italia cuando amanece y anochece bastante después que esos países debido a su situación geográfica.  Esto origina problemas como el famoso “en España comemos y cenamos más tarde”. Esto no se debe solo a cultura sino también a esta incoherencia horaria. 

 En azul, la Hora de Europa Occidental (UTC+/-0), en rojo, la Hora de Europa Central (UTC+1) y en ocre la Hora de Europa Oriental (UTC+2). En naranja está el llamado Horario de Kaliningrado (UTC+3) y en verde ya el Horario de Moscú (UTC+4). Islandia tiene la de Europa Occidental pero no adelanta una hora para verano como los demás.

Portugal por su parte también se pasó en su día a la hora de Europa Central pero volvió a la Occidental, por lo que sí está en consonancia con su geografía. En España, las islas Canarias también tienen la hora de Greenwich, aunque geográficamente estén muy al oeste de dicho meridiano.

La solución en cualquier caso sería colocar la hora de España de nuevo en su meridiano original y en el que se sitúa, es decir, una hora menos a la actual, unificando así la hora de la Península Ibérica y adecuándola a la de Londres. Canarias por su parte podría retroceder una hora a su vez (no perderían su exclusiva) y tener la misma de las islas Azores y una zona de Groenlandia (UTC-1). Esto, sin embargo, debería ir acompañado de cambios en las costumbres y en la vida laboral para que tuviera éxito.

Pero España no es el único país que se encuentra con situaciones de “jet lag” permanente. Toda la mitad oeste de Francia está en nuestra misma situación ya que el país galo, como España, tenía la hora de Europa Occidental hasta que Hitler se interpuso en toda Europa. La invasión de Francia supuso que ésta pasase al horario de Berlín obligada pero, tras el fin de la guerra, se decidió no volver a la de Londres ya que, al fin  al cabo, la mitad este del país sí concordaba con la hora de Europa Central. Eso sí, nadie pensó en la mitad oeste: en la península de Bretaña puede ser aún tan de día como en Madrid cuando en Berlín ya ha anochecido.

 Hay casos más impactantes: China, con su gran extensión, solo tiene un huso horario. Así, cuando en la costa es completamente de noche, en el interior lindante con Kazajstán, por ejemplo, ¡es bien de día a la misma hora! La diferencia, de hecho, puede ser en realidad de unas cuatro horas dada la enorme distancia de la que hablamos. Esto, al gobierno chino, no parece que le resulte un inconveniente visto lo visto. 

 Por suerte, los grandes países del mundo, como se ve en el mapa adjunto, sí suelen tener esto en cuenta y respetan los husos: Estados Unidos tiene cinco (incluyendo Alaska) para su espacio continental como Canadá, Australia tiene tres, Brasil dos y Rusia nada menos que nueve debido a sus más de 17 millones de km² de extensión.

Por otro lado, hay países que han adoptado husos únicos como medio para reafirmarse, es decir, introduciendo la política de nuevo en la estricta geografía. Así, Venezuela introdujo media hora por lo que su huso es el UTC-4:30, es decir, tres horas y media menos que en la España peninsular. Irán es otro caso semejante, UTC+3:30 (dos horas y media más que en España), India (UTC+5:30), Nepal (aún más específico al ser tres cuartos de hora: UTC+5:45), Nueva Zelanda (UTC+12:45) y la del centro de Australia, con media hora sumada en dicho huso.

En definitiva, los Estados del mundo deberían tener presente que los husos horarios se crearon para crear un orden temporal de acuerdo al sol y, por tanto, a la naturaleza. La geografía puede intentar alterarse pero, finalmente, la Tierra seguirá, sin inmutarse, su rotación sin que los seres humanos podamos alterarla (por suerte).

viernes, 11 de octubre de 2013

Artículo de opinión: El futuro del PSOE



 El Partido Socialista Obrero Español lleva recorridos 134 años en este mundo y desde entonces ha cambiado radicalmente. Si fue fundado como un instrumento al servicio de la clase obrera en una época en la que ésta carecía de derechos y no tenía representación política, ahora el PSOE se ha convertido en un partido gubernamental al haber controlado el gobierno de España durante 21 de los 36 años de nuestra actual democracia parlamentaria. Ya no tiene un electorado restringido a la clase obrera sino que logra una gran parte de sus votos en las clases medias urbanas, aunque mantiene la primacía entre las clases bajas, cada vez con más competencia de otras opciones como Izquierda Unida o partidos extremistas de ultraderecha y ultraizquierda.

Sin embargo, tras la catástrofe electoral de 2011, después de haber incumplido fragantemente su programa electoral con los duros recortes del año 2010, el PSOE atraviesa una travesía del desierto y lo hace de la peor de las maneras posibles: desunido. Y que lo diga yo no va a suponer el fin del partido ya que esto lo sabe toda la ciudadanía después del 38 Congreso en el que el secretario general, Rubalcaba, ganó por solo unos votos a Chacón. O, en el caso del PSM, cuando Tomás Gómez ganó la secretaría general con solo un 60 % de los votos frente a una candidatura improvisada pero que consiguió en poco tiempo un nada desdeñable 40 % de los votos. En cuanto a mi municipio, hay que darle de comer a parte ya que ser alternativa de gobierno queda, lamentablemente, lejos.

¿Qué debería hacer el PSOE para cambiar esto? Una reforma profunda que toque prácticamente todo, desde los estatutos, la ideología y las personas, ya que el PSOE, como todo partido político, tiene chupasangres.
Lo primero, el PSOE debería cambiar su imagen corporativa. Su marca ya no es atractiva para gran parte de la juventud de España, que prefiere opciones más novedosas. El PSOE se percibe como un partido anticuado. Para evitar esto, debería cambiar su imagen y hacerla más rompedora, manteniendo, eso sí, sus siglas y su símbolo principal, el puño y la rosa, ya que esto va relacionado con lo siguiente.
Su ideología debe quedar más clara. El PSOE es un partido grande que intenta llegar a mucha población pero debe definirse más, a mi parecer como lo hace el Partido Socialista Europeo: centro-izquierda, reformista, progresista, laico, federal y, claramente, socialdemócrata. El PSOE dejó de ser marxista en 1979 y, de hecho, siempre quedó del lado del SPD alemán y no de los bolcheviques tras la Revolución Rusa, por lo que continuar con el tema, ya aburrido, del marxismo es incidir en una ideología caduca y que allí donde se ha aplicado ha resultado ser tan dañina como lo es el capitalismo salvaje.

El PSOE debe abrirse a la ciudadanía: sus procesos internos deben ser lo más transparentes posibles, apostar por las primarias abiertas a pesar de los riesgos que ellas conllevan, ya que ese modelo fue el que hizo ganar a los socialistas franceses. Debe recoger una lista de simpatizantes oficial, que puedan votar en las primarias de las elecciones a los secretarios generales mientras que las primarias para elegir candidatos a las elecciones ya se puedan abrir a la población general que se sienta identificada con el proyecto socialista.

La crisis de la militancia en los partidos viene dada por su rigidez. Una estructura muy cerrada y que los ciudadanos no entienden en pleno siglo XXI. Así, la solución de apostar más por los simpatizantes es clara para atraer a la gente al partido.

En cuanto a los jóvenes, mi propuesta es radical y muy crítica después de mi experiencia. Ya está bien de unas Juventudes Socialistas con una falsa autonomía orgánica que, de facto, no existe. Por tanto, mi propuesta es que sea incompatible militar en JSE y militar en el PSOE a la vez. Esto evitaría que JJSS fuese el trampolín de cara al partido y dejaría JSE como una organización más pura.

Por otro lado, los cargos públicos deberían ser transitorios. Un concejal no debería exceder más de tres legislaturas (12 años) en el cargo al igual que los alcaldes. En el caso de los diputados y presidentes autonómicos la duración sería aún menor: 8 años máximo. En cuanto al presidente del gobierno, directamente la Constitución debería fijar en 8 años el mandato del jefe del gobierno, en caso de ser reelegido.

En las agrupaciones locales, el mandato del secretario general debería ser de 4 años máximo para evitar acomodamientos. Las demás secretarías sí podrían repetirse indefinidamente. En las ejecutivas de las federaciones del partido podrían ser 8 años para el secretario general y los demás secretarios, al igual que en la Comisión Ejecutiva Federal.

El objetivo de todas estas medidas sería evitar el clientelismo y liberar a los partidos de parásitos, lo cual considero indispensable si se quiere regenerar nuestra democracia y en particular el PSOE.

sábado, 5 de octubre de 2013

Renuncia


Quiero anunciar oficialmente mi renuncia como secretario general de Juventudes Socialistas de Torrejón de Ardoz.

Hace años un chaval de 17 años apareció por la sede de la agrupación socialista de Torrejón preguntando qué había que hacer para participar y hacer cosas, preocupado como estaba por una situación económica cada vez más complicada. Eligió el Partido Socialista y Juventudes Socialistas como organizaciones de carácter progresista, de rica Historia y, a su juicio, útiles para la sociedad.

Ahora, ese chaval, yo, renuncia a un proyecto que me ilusionaba y entusiasmaba desde que en diciembre de 2011 asumí la responsabilidad de poner en marcha Juventudes Socialistas en mi ciudad. Los motivos de esta decisión llevan gestándose desde hace meses pero la última semana ha propiciado esta elección. 


La política como yo la entiendo, instrumento al servicio de los ciudadanos y ciudadanas, no es lo que he visto en ese tiempo del que he formado parte de esta organización. En su lugar, priman  acitudes y valores con los que no concuerdo.

Debido a esa decepción y a que simplemente no estoy a gusto, decido, en coherencia, además de renunciar como secretario general de JJSS, darme de baja de JSE y meditar mi futuro en el PSOE. JS Torrejón continuará su actividad programada para estos meses. 

Por mi parte, sigo siendo socialdemócrata y progresista pero lo haré desde la independencia de una estructura decadente. 

Los ciudadanos y ciudadanas tenemos graves retos por delante, como la crisis económica y la desmantelación de nuestro Estado del bienestar por parte del Partido Popular. Seguiré estando muy activo para, junto a las demás personas comprometidas con la sociedad, ser útil frente a dichos retos.


Un abrazo.





jueves, 3 de octubre de 2013

Rosas en el mar



Voy buscando un amor

que quiera comprender
la alegría y el dolor,
la ira y el placer,
un bello amor sin un final
que olvidé para perdonar.

Es más fácil encontrar
rosas en el mar.
Rosas en el mar.

Voy buscando la razón
de tanta falsedad.
La mentira es obsesión
y falsa la verdad.
Qué ganarán, qué perderán,
si todo esto pasará.

Voy pidiendo libertad
y no quería oír.
Es una necesidad
para poder vivir.
La libertad, la libertad,
derecho de la humanidad.



miércoles, 2 de octubre de 2013

Poesía




 Nuestras vidas son los ríos,
Que van a dar en la mar,
  Qu´es el morir;
Allí van los señoríos
Derechos a se acabar
  E consumir;
Allí los ríos caudales,
Allí los otros medianos
  E más chicos,
Allegados, son iguales
Los que viven por sus manos
  E los ricos. 

Jorge Manrique