viernes, 27 de febrero de 2015

Who wants to live forever?





There's no time for us,
There's no place for us,
What is this thing that builds our dreams, yet slips away from us.

Who wants to live forever,
Who wants to live forever.....?
There's no chance for us,
It's all decided for us,
This world has only one sweet moment set aside for us.

Who wants to live forever,
Who dares to love forever,
When love must die.

But touch my tears with your lips,
Touch my world with your fingertips,
And we can have forever,
And we can love forever,
Forever is our today,
Who wants to live forever,
Who wants to live forever,
Forever is our today,
Who waits forever anyway?

jueves, 19 de febrero de 2015

La última selva en la Península Ibérica



Hace millones de años la mayor parte de la superficie terrestre estaba cubierta por una gigantesca selva que hoy llamaríamos tropical. Enormes helechos eran la planta más característica y unos enormes herbívoros se alimentaban de ellos: dinosaurios como el diplodocus. 

Sin embargo el clima cambió (no es algo nuevo como parece que creen muchos periodistas) y la Tierra se enfrió reduciendo la selva a la línea ecuatorial, en donde se mantiene a pesar de los esfuerzos de los seres humanos por talar todos sus árboles. Así, zonas que antaño tenían selva ahora tienen climas muy diferentes. 

¿Cómo se sabe esto? Porque se han encontrado semillas de plantas tropicales en latitudes tan altas como la actual Inglaterra. Desde entonces el clima de la Tierra ha cambiado más veces pero la selva no ha vuelto a recuperar el terreno que tenía. 



Lo que hoy es España estaba dentro de esa zona con selva. Podría pensarse que no queda nada de ella pero no, en España también tenemos un fragmento de selva: el Parque Natural de los Alcornocales, en la provincia de Cádiz. Se trata de la última selva mediterránea, con especies como helechos, alcornoques, quejigos, orquídeas, etc. Se encuentra en una zona elevada de Cádiz, al oeste y noroeste de la ciudad de Algeciras, y se extiende desde allí hacia el interior de la provincia. Es una zona muy húmeda, que en verano suele estar cubierta de nieblas y que facilita que se desarrolle la selva en ella. 


La visita a este espacio natural está restringida y es necesario pedir autorización para hacer senderismo por ella (en la oficina del parque). 

Para más información recomiendo el blog del que he tomado las imágenes: http://www.rutasyfotos.com/2014/05/la-ultima-selva-mediterranea.html

jueves, 12 de febrero de 2015

Análisis del conflicto de Corea



El conflicto en Corea se remonta a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Japón había conquistado la península, hogar de culturas centenarias a medio camino entre China (en color verde claro en el mapa superior) y Japón (verde oscuro), a principios del siglo XX, explotándola como colonia. La derrota japonesa en la guerra mundial en Corea tuvo dos vertientes. Mientras que la zona norte fue ocupada por el ejército soviético por motivos de cercanía (Rusia tiene una pequeña frontera con Corea como se observa en el mapa en el territorio ruso de color amarillo), la zona sur fue liberada por el ejército estadounidense, que apoyó a un líder nacionalista contrario al comunismo. 

La Guerra Fría entre el Bloque Comunista encabezado por la Unión Soviética y el Bloque Capitalista encabezado por Estados Unidos llevó a que Corea fuera uno de los lugares donde ambas superpotencias echaron el pulso por el liderazgo mundial. Para mantener una relativa paz se estableció la frontera entre ambas Coreas en el paralelo 38, que aún hoy sigue siendo la frontera entre ambos países. 

El sur se estableció como la República de Corea, de marcado signo capitalista pero con gobiernos dictatoriales hasta los años 80 y su capital es la ciudad de Seúl. El norte se denomina República Democrática Popular de Corea y toda su historia ha tenido un gobierno comunista que ha pasado de inspirarse en la URSS a hacerlo en China, acabando con una ideología propia llamada Juche. La capital es Pyongyang. 

La tensión entre ambas Coreas fue evidente desde el principio haciendo imposible una hipotética reunificación. Ambos regímenes se consideraban legítimos de toda Corea. Así, tras unos pocos años de tensión, el líder del Norte, Kim Il Sung (abuelo del actual líder) consiguió la autorización del líder soviético, Stalin, para invadir el Sur el 25 de junio de 1950. 

En respuesta, el presidente americano, Truman, comparó la invasión con las acciones nazis de años atrás y consiguió el apoyo de la ONU en la guerra. La contraofensiva de la ONU fue exitosa cuando el Norte ya había ocupado gran parte del Sur e hizo retroceder a los comunistas a la frontera inicial del paralelo 38 y más allá, casi hasta la frontera con China. En ese momento, China, dirigida también por los comunistas después de una guerra civil, apoyó a los norcoreanos y consiguió que las tropas de la ONU volvieran a Corea del Sur. Después de esto hubo una guerra de desgaste en la frontera de dos años tras los cuales China, Estados Unidos y la ONU llegaron a un armisticio que se firmó en julio de 1953, con una frontera muy parecida a la anterior de la guerra. 

Por tanto, desde 1953 se mantiene el armisticio ya que, técnicamente, ambas Coreas siguen en guerra, y la tensión y choques son habituales en la frontera, aunque sin llegar a mayores consecuencias. La frontera está altamente militarizada y ambas Coreas tienen apoyos exteriores: el Sur sigue teniendo el de Estados Unidos, y el Norte el de China de manera más o menos soterrada. Mientras que los chinos iniciaron reformas en los años 70 y 80 abriéndose a la Economía de Mercado, Corea del Norte mantuvo un aislamiento que continúa hoy siendo conocidas las hambrunas que ha atravesado el país en varias etapas así como la brutalidad del régimen comunista, el único dinástico, ya que Kim Il Sung dejó el poder a su muerte a su hijo, Kim Jong Il, y éste a su vez a su hijo, el actual líder Kim Jong-un. 

 Culto público a los líderes norcoreanos

Corea del Norte es el país más hermético del mundo y aislado del exterior por una férrea censura que permite la entrada reducida de periodistas extranjeros. Sin embargo, el mantenimiento en el poder de los comunistas se debe al apoyo de China, interesada en mantener el statu quo de la zona para evitar la expansión de la influencia estadounidense en la zona. Así mismo, Rusia también prefiere la existencia del régimen comunista en el Norte antes que una hipotética Corea reunificada y capitalista, que acercaría a sus rivales occidentales hasta sus fronteras cerca de Vladivostok (como se observa en el mapa), como le ocurrió en Europa del Este tras la caída de la Unión Soviética en 1991.

Las mayores tensiones en la zona se dan debido a la posesión por parte de Corea del Norte de armas nucleares y el mantenimiento de un gran ejército preparado para una inminente guerra. Las pruebas nucleares que realiza Corea del Norte son controvertidas ya que han lanzado misiles de prueba al Mar de Japón, al este del país, motivando una respuesta americana con más tropas en el Sur y patrullas de su marina en la zona. Japón, el otro protagonista de la zona, en los últimos años también está rearmándose considerándose en peligro por la tensión regional, así como su rivalidad con China. 

Puede concluirse que la Península de Corea no tiene un final negociado y político a corto plazo pero que ambas partes procurarán mantener el statu quo a pesar de los momentos de gran tensión que atraviesan sus difíciles relaciones diplomáticas.

lunes, 9 de febrero de 2015

El horror de la guerra





¿Qué llevó a miles de hombres, muchos de ellos muy jóvenes e incluso menores de edad, a alistarse en un fervor casi religioso a las filas del ejército británico (o francés o alemán, igual da) en la Primera Guerra Mundial? ¿Qué les llevó a acudir en masa a las oficinas de reclutamiento con esos rostros sonrientes y seguros de sí mismos?

Visto desde la actualidad algunos dirían que estaban locos. Yo diría más bien que tenían una idea muy errada de lo que era una guerra, y menos aún una guerra moderna como fue la Gran Guerra. Y ello significa destrucción y ruina y nada de honor. Éste queda sepultado por toneladas de barro, sangre, suciedad y el hedor de la muerte. 

En verano de 1914 Europa se volvió loca y muchos de sus ciudadanos con ella. Se esperaba una guerra corta y que para Navidades todos esos chicos británicos estuvieran de vuelta en casa llenos de dignidad y orgullo de haber defendido su país de los malvados alemanes pero no volvieron tan rápido y, si lo hicieron, fue o bien lisiados de por vida o dentro de una caja de madera. 

Por todos ellos recordemos lo que trae la guerra para que nunca más vuelva a suceder ese horror, que adolescentes de solo quince años consiguieran alistarse para una guerra cruel y sin sentido de la que muchos no volvieron.

domingo, 1 de febrero de 2015

¿Por qué los meses se llaman así?




Todo tiene un por qué y un origen. Y algo que parece tan cotidiano y actual como el nombre de los meses del año, también. En este post voy a hablar sobre el origen de sus nombres y por qué nuestro calendario está configurado así. 

En primer lugar, el año tiene 365 días, 5 horas, 49 minutos y 12 segundos. ¿Qué pasa con las horas, minutos y segundos restantes? Pues su acumulación cada cuatro años son 24 horas que se añaden al mes de febrero, lo que se denomina año bisiesto, con 266 días. Por tanto, el sistema es bastante exacto a pesar del tiempo sobrante de cada año. Esta exactitud data del siglo XVI, cuando se realizó el actual calendario gregoriano, que sustituyó al juliano, muy parecido pero que solo establecía seis horas de sobrante y que con el tiempo fue desfasándose temporalmente. Por supuesto, ni qué decir tiene que el año es solar, es decir, es lo que la Tierra tarda en dar una vuelta completa alrededor del Sol en su largo viaje por el universo. 
Por último en este punto, recordar que estamos en el año 2015 desde el nacimiento de Cristo teniendo en cuenta que no existió año 0 en nuestro calendario ni en el juliano. Esto significa que del 31 de diciembre del año 1 antes de Cristo se pasó al 1 de enero del año 1 de nuestra Era. 

Pasando ya a los meses, ¿nunca os ha llamado la atención que cada uno tenga unos días? Y además no tienen una ordenación lógica en varios casos porque enero tiene 31 pero febrero tiene 28 y julio y agosto tienen ambos 31 a pesar de ir seguidos. Todo ello tiene su motivo. 

ENERO: no siempre fue el primero del año. Antes del rey romano Numa Pompilio ni siquiera existía y el año comenzaba en Marzo. Posteriormente fue el último del año para ajustarse al año lunar y, con la reforma juliana (realizada, dicha de paso, por Julio César y de ahí su nombre) pasó a ser el primero con un nuevo nombre: ianuarius, Jano, denominado así por el dios romano de los comienzos, representada con dos caras: el principio y el final. De ianuarius proviene nuestro enero aunque en otros idiomas se asemeja más: en portugués se dice Janeiro (Río de Enero, por ejemplo) y en inglés January. A partir del siglo XVI los países europeos fueron estableciendo el día 1 de enero como Año Nuevo, ya que previamente éste había variado. Tiene 31 días. 

FEBRERO: al igual que enero no existía en los primeros tiempos de Roma. Posteriormente fue el penúltimo y, desde su creación, nació “cojo”, es decir, con menos días de lo normal. La puntilla se la dio el emperador Augusto, quien le quitó un día más (entonces tenía 29) para dejarle con 28 (luego veremos a dónde fue a parar ese día). El hecho de tener menos días va unido a que nuestro calendario no es completamente exacto y, por ello, cada cuatro años se le añade un día entero como ya mencioné. Por tanto, tiene 28 días pero en los años bisiestos (2000, 2004, 2008, 2012, 2016…) tiene 29 y el año tiene un total de 366. Su nombre proviene de la fiesta romana de la Februa, una fiesta que realizaban los sabinos de purificación que era anual. Como dato interesante, señalar que al pasarse del calendario juliano al romano tuvo 30 días como algo excepcional y que con la Revolución Francesa y la creación de un nuevo calendario todos los meses pasaron a tener 30 días, febrero incluido. 

MARZO: antaño el primer mes del año como hemos visto. Su nombre deriva del latín Martius, que proviene de Mars, nombre del dios Marte, de la guerra para los romanos. De ahí procede su denominación en castellano, Marzo, y en tantos otros idiomas (March, Mars, März…).  Los romanos pusieron a este mes el nombre del dios de la guerra porque siempre empezaban las campañas militares en esas fechas, con el comienzo de la primavera y el mejor tiempo. Tiene 31 días. 

ABRIL: los romanos lo llamaban Aprilis, y de ahí deriva nuestro Abril y semejantes en otros idiomas (April, Avril, Aprile…). El origen del nombre no se conoce exactamente. Se cree que puede proceder del verbo aperire, “abrir”, debido al estallido de la primavera en las flores y la tierra. Otra interpretación es que procede del griego aphrós, “espuma”, y del que procede el nombre de la diosa del amor griega, Afrodita, llamada por los romanos Venus. Es el primer mes del año en tener 30 días. 

MAYO: los romanos lo llamaban Maius y de nuevo hay muchas semejanzas entre idiomas europeos (May, Mai, Maggio, Maio…). Como en Abril, no se conoce el origen exacto del nombre y hay diferentes teorías. Una es que procede de la diosa romana Maia, cuyo festival los romanos celebraban en ese mes. Otra dice que podría proceder de la ninfa Maya, hija de Atlas y madre del dios Mercurio. Y otra considera que podría ser una abreviatura de Maximus Iuppiter. Tiene 31 días. 

JUNIO: los romanos lo llamaban Iunius y en otros idiomas se llama June, Juin, Junho, Giugno, Juni… su nombre procedería de la diosa romana Juno, diosa de la familia y esposa de Júpiter. Sin embargo, hay otra teoría que dice que su nombre se debería al fundador de la república romana, Marco Junio Bruto. Tiene 30 días. 

JULIO: al principio era llamado quintilis, el quinto mes, debido a que enero y febrero eran los dos últimos meses del año y no los primeros. Este nombre se mantuvo hasta que fue renombrado por Cayo Julio César, quien había nacido el día 12 de ese mes y además habñia reformado el calendario. Así fue llamado Iulius, nombre que se toma en otros idiomas también (July, Juillet, Julho…). Fue César el que le puso los 31 días actuales. 

AGOSTO: al principio se llamaba sixtilis, al ser el sexto mes originalmente. Y aquí retomo la historia que comenzaba en febrero, cuando Augusto había quitado un día a Febrero. Ese día fue a parar a Agosto, motivo por el cual hay dos meses seguidos con 31 días. ¿Por qué hizo esto el emperador Augusto, además de renombrarlo con su nombre tal como había hecho Julio César con el mes previo? Sencillo, no iba a ser menos que su padre adoptivo. Así, el primer emperador igualó en días a su mes y el de César eligiendo para ello el mes en el que ganó definitivamente a Marco Antonio y Cleopatra y llegó triunfal a Roma, como dueño y señor del Imperio. Y aún hoy, dos mil años después, las vacaciones de verano duran un día más gracias a Augusto. 

SEPTIEMBRE: a partir de aquí todos los meses tienen nombres que se explican muy fácilmente. Septiembre se debe simplemente a que era el séptimo mes del año original romano ya mencionado. Además, esta raíz pervive en otros idiomas como September, Septembre, Settembre… tiene 30 días. 

OCTUBRE: como el mes precedente, tiene mismo origen de nombre: el octavo mes. En otros idiomas es October, Oktober, Octobre, Ottobre… tiene 31 días. 

NOVIEMBRE: como en los casos previos, su nombre procede de ser el noveno mes. En otros idiomas es November, Novembre, Novembro… tiene 30 días. 

DICIEMBRE: y, por último, tenemos el último mes del año pero que, como refleja su nombre, no siempre fue así: el décimo mes, al ser originalmente el antepenúltimo como ya se ha explicado. En otros idiomas es December, Dezember, Décembre, Dicembre… tiene 31 días, el último de los cuales es Nochevieja, último día del año.