domingo, 30 de octubre de 2016

Los nombres de los Estados Unidos



Los Estados Unidos de América nacieron oficialmente con su declaración de independencia de Gran Bretaña de 1776. Originariamente eran solo la franja costera del Atlántico, las antiguas trece colonias. Con la expansión del país hacia el oeste, se incorporaron a la Unión nuevos Estados, mediante conquista, compra de territorios a otras potencias o partición de Estados. 
 Ampliación de EEUU hacia el oeste desde las trece colonias originales en el este. Los últimos Estados en adherirse a la Unión fueron Hawaii y Alaska en 1959 y Arizona y Nuevo México en 1912.

Así, los nombres de los 50 Estados de EEUU son muy variados y, ni de lejos, todos son anglosajones. De hecho, tan solo cinco de ellos tienen nombre inglés, lo que es llamativo dado que el idioma principal del país sigue siendo ese con diferencia. Tampoco la segunda lengua más común en EEUU, el español, da nombre a muchos Estados: también a cinco. El francés da nombre a tres (aunque uno de ellos por intermediación del inglés). Así, la mayoría tienen un nombre procedente de nativos americanos, lo cual es lógico si se piensa que ellos eran la población de esas tierras hasta la llegada europea. Así, aunque su influencia actual sobre la cultura americana sea débil, al menos sí llama la atención el peso de su historia en los nombres de los Estados. 
 Mayoría de Estados con nombre de origen nativo americano (verde, naranja, verde claro, morado y rojo), uno hawaiano (rosa claro), siete latino (azul celeste), cinco inglés (azul oscuro), cinco español (amarillo), tres francés (fucsia) y seis de origen incierto (gris).

En total 24 de ellos tienen nombre nativo americano (ocho de lenguas algonquinas, siete de los sioux, tres de los iroqueses, una de origen uto-azteca y otros cinco de otros idiomas de nativos de EEUU). Hawaii por su parte tiene también un nombre nativo, pero de los hawaianos originarios de las islas. Las lenguas europeas, incluido el latín, dan nombre a 22 Estados más. Seis de los mismos tienen un nombre que aún no ha sido aclarado y de los que hay abundantes teorías: Arizona, Idaho, Utah, Maine, Rhode Island y Oregón. Tan solo once Estados tienen una denominación que hace referencia a una persona: siete a reyes europeos (las dos Carolinas, las dos Virginias, Maryland, Louisiana y Georgia) y uno al primer presidente de la nación: Washington (¡no confundir este Estado, situado al oeste del país, con la capital federal, Washington Distrito de Columbia (D.C), que obviamente también hace referencia al presidente homónimo). 

Veamos ahora un breve repaso a sus nombres: 

-          Alabama: procede del idioma Choctaw, hablado hoy por apenas unas 9.000 personas. Significaría “yo elimino la maleza”.
-          Alaska: procede del idioma aleut, hablado por unas 2.000 personas. Fue incorporado al ruso (ya que Alaska perteneció a Rusia antes que a EEUU). Significa “el objeto contra el que la acción del mar es dirigida”.
-          Arizona: se desconoce y hay varias teorías: que procede del euskera (aritz ona, “el buen roble”), de una lengua nativa (“tener una breve primavera”) o del español (“árida zona”).
-          Arkansas: del pueblo kansa, vía los illinois. El nombre hace referencia a ese pueblo nativo.
-          California: del español. Nombre dado por los exploradores españoles en la zona probablemente en referencia a un lugar mitológico, la Isla de California.
-          Colorado: del español. “Rojo”, originariamente referido al río homónimo.
-          Connecticut: de las lenguas algonquinas. Significa “lugar del río largo”.
-          Delaware: del francés por medio del inglés. Procede del río Delaware, llamado así por el Señor de la Warr (guerra), Norman French.
-          Florida: del español. “Pascua florida”, ya que el Estado fue descubierto durante la Pascua.
-          Georgia: nombre latino por vía del inglés. Forma femenina de George (George II de Gran Bretaña).
-          Hawaii: del hawaiano. Hay teorías diversas sobre su origen, pero se cree que significa “lugar de los dioses”.
-          Idaho: origen desconocido. Quizá proceda de “enemigo”, en referencia al pueblo comanche por parte de los apaches.
-          Illinois: de las lenguas algonquinas por medio del francés. Significa “habla normal”.
-          Indiana: nombre latino. Significa simplemente “tierra de los indios”, e “indio” procede a su vez de la India, que además se refiere al río Indo.
-          Iowa: nombre Dakota. No se sabe bien qué significa.
-          Kansas: del idioma kansa por medio del francés. El nombre puede tener relación con la palabra “viento” y se refiere a la tribu kansa.
-          Kentucky: nombre iroqués. Podría significar “en los prados”.
-          Louisiana: del francés. Se debe al rey Luis XIV de Francia.
-          Maine: nombre incierto. Podría proceder del inglés (“mainland”, tierra firme) o del francés (Maine es una provincia tradicional de Francia).
-          Maryland: del inglés. En referencia a la reina Enriqueta María, esposa de Carlos I de Inglaterra. Así, es literalmente “la tierra de María”. A su vez María es un nombre hebreo.
-          Massachusetts: del algonquino. Significa “cerca de la gran colina”.
-          Michigan: del algonquino. Significa “gran lago”.
-          Minnesota: del idioma Dakota. Significa “agua nublada”, en referencia al río homónimo.
-          Mississippi: del algonquino. Significa “gran río”, por el río del mismo nombre.
-          Missouri: también del algonquino, en concreto del pueblo Illinois. Significaría “canoa en el refugio subterráneo”.
-          Montana: del español “montaña”, aunque sin la característica letra ñ.
-          Nebraska: nombre sioux. “agua plana”, en referencia a las llanuras de la región.
-          Nevada: del español “cubierto de nieve”, debido a Sierra Nevada, parte de las cordilleras occidentales norteamericanas. 

Las cumbres nevadas de Sierra Nevada dan nombre al Estado homónimo a pesar de ser mayormente desértico. 
 

-          New Hampshire: del inglés, en referencia al condado de Hampshire, en Inglaterra.
-          New Jersey: del francés, debido a Jersey, la isla más grande de las Islas del Canal de la Mancha.
-          Nuevo México: del uto-azteca mediante el español. Procede del pueblo originario azteca, los mexicas.
-          Nueva York: del inglés, en referencia al duque de York Jacobo II de Inglaterra.
-          Carolina del Norte: del latín. Debido al rey Carlos I de Inglaterra.
-          Dakota del Norte: del sioux. Significa “amigo” o “aliado”, en referencia a la tribu dakota.
-          Ohio: del iroqués. Significa “arroyo largo”.
-          Oklahoma: de la lengua de los choctaw. Significa “territorio de la gente roja”, es decir, los indios.
-          Oregón: nativo americano desconocido.
-          Pensilvania: del latín y el galés. Significa “los bosques de Penn”, en referencia a William Penn, fundador de la colonia original.
-          Rhode Island: origen incierto. Podría proceder del holandés “isla roja” o del griego como reminiscencia a la isla de Rodas.
-          Carolina del Sur: ver Carolina del Norte.
-          Dakota del Sur: ver Dakota del Norte.
-          Tennessee: del iroqués. Se desconoce su significado aunque hace referencia a un pueblo cherokee.
-          Texas: de una lengua amerindia a través del español. Significa “amigo”, en referencia a la tribu caddo. El nombre pasó al español.
-          Utah: incierto, podría proceder del apache occidental mediante el español. Se referiría a la gente yuta, a la que los españoles llamaron uta.
-          Vermont: del francés. Significa “monte verde”, vert mont.
-          Virginia: del latín, “país de la virgen”, en referencia a la reina Isabel I de Inglaterra, llamada la reina virgen porque nunca contrajo matrimonio.
-          Virginia Occidental: los condados occidentales de Virginia se separaron de la misma en la Guerra de Secesión. El origen del nombre, por tanto, es igual al de Virginia.
-          Washington: del inglés, debido a George Washington.
-          Wisconsin: del algonquino a través del francés. Significaría “yace rojo” o “lugar de piedra roja”.
-          Wyoming: del algonquino. Significa “en la gran orilla del río”, derivado a su vez del valle de Wyoming, situado en Pensilvania.

sábado, 29 de octubre de 2016

jueves, 13 de octubre de 2016

Los continentes de la Tierra



Un continente es una gran masa de tierra emergida en la superficie terrestre de entre los océanos. La definición es simple y, de hecho, se enseña en 1º de Educación Secundaria Obligatoria, cuando los alumnos tienen normalmente doce años. Sin embargo, lo que no es tan simple es considerar cuáles son entonces los continentes. 

Hay diferentes modelos continentales y depende básicamente de la tradición de cada país para clasificarlos. Por ejemplo, los anglosajones no consideran que Oceanía sea un continente sino que la masa continental es Australia y las islas de Oceanía están adscritas a ella, mientras que en la cultura hispánica Australia es una masa continental pero dentro de un concepto más amplio que es Oceanía. Además, los anglosajones suelen dividir siempre entre América del Norte y América del Sur y para referirse a ambas juntas utilizan el plural Américas, al contrario que nosotros.  Así pues, en este post vamos a ver cómo se pueden clasificar los continentes de la Tierra y el por qué. 

Modelo de cuatro continentes
En este modelo se toma de manera literal la definición de continente, sin distinguir cuestiones culturales. Así, Europa por ejemplo no es un continente en este modelo ya que, en realidad, es una gran península de Asia y, de hecho, comparten la misma placa litosférica. Los continentes, por tanto, serían cuatro: América, Antártida, Oceanía y Eurafrasia (debido a que Asia, Europa y África están unidos físicamente en realidad). No es un modelo muy habitual. 

Modelo de cinco continentes
Es el modelo tradicional y que actualmente utiliza la ONU. Considera continentes solo los habitados, por lo que la Antártida no se incluye. Este modelo sirvió de inspiración a la bandera olímpica (cinco anillos, uno por cada continente). Serían Asia, América, África, Europa y Oceanía. 

Modelo de seis continentes tradicional
Al anterior se le suma la Antártida. Es el más habitual en España, América Latina, Francia, Portugal, Italia, Grecia… se fundamenta no solo en lo estrictamente físico sino también en motivos culturales e históricos. 

Modelo de seis continentes geológico
Como el anterior, consta de seis continentes pero con una división diferente. Se basa en las placas litosféricas continentales. Así, Europa y Asia forman un único continente (Eurasia) y América está dividida en Norte y Sur. Así, los continentes serían Eurasia, África, Norteamérica (incluida Centroamérica), Sudamérica, Antártida y Oceanía. Es el modelo más utilizado en la Europa Oriental, la antigua URSS y Japón. 

Modelo de siete continentes
Es el que contempla mayor cantidad de continentes en la Tierra. Es utilizado en los países de habla inglesa además de India, China o Filipinas, entre otros. Es igual que el anterior pero separa Europa de Asia por motivos culturales e históricos. Los continentes serían Asia, África, Norteamérica, Sudamérica, Antártida, Europa y Australia (recordad que para los anglosajones el continente es Australia y no Oceanía). 
Tomando como referencia nuestro modelo, es decir, el de seis continentes tradicionales, tenemos varios aspectos a destacar:

-          África está unida a Asia por el istmo de Suez y solo la separa de Europa el estrecho de Gibraltar. Limita al norte con el mar Mediterráneo, al este con el océano Índico y al oeste con el océano Atlántico. Es el tercer continente en superficie con 30,3 millones de km² y el tercero más poblado pero casi igualado con América con unos 1.000 millones de habitantes. su alto crecimiento demográfico hará que pronto sea el segundo continente en población. El nombre de África viene del griego y significa “cálido, expuesto al sol”, por lo que es adecuado a un continente con climas en general cálidos. También puede provenir de “aphros”, que significa espuma (de ahí también el nombre de la diosa Afrodita, que nació de la espuma), y África sería algo así como “donde el mar hace espuma”. 

-          América está separada de Asia por el estrecho de Bering y limita al norte con el océano Glacial Ártico, al este con el Atlántico, al sur con el océano Glacial Antártico y al oeste con el Pacífico. Se subdivide en dos subcontinentes: Norteamérica, que incluye Centroamérica, que actúa como istmo entre ambos subcontinentes; y Sudamérica. La primera es más grande y tiene más población que la segunda. En total América es el segundo continente más grande con 42,3 millones de km² y el segundo más poblado (teniendo en cuenta lo que hemos comentado con África), con poco más de 1.000 millones de habitantes. El nombre de América proviene del cosmógrafo Américo Vespuccio, quien propuso por primera vez que América era un continente diferente (Colón murió creyendo que había llegado a Asia). En un tratado sobre geografía se le nombre América, feminizando el nombre del continente para igualarlo con los demás, que también son femeninos. 

-          Asia está unida a África por el istmo de Suez y está físicamente unida a Europa, aunque se considera que las separan los montes Urales. Está separada de América por el estrecho de Bering. Limita al norte con el océano Glacial Ártico, al este con el Pacífico, al sur con el Índico y el oeste con los Urales y los mares Negro y Mediterráneo. Está además separada de Europa por el estrecho del Bósforo y los Dardanelos, en Turquía. Tiene 43,8 millones de km², por lo que es el continente más grande de la Tierra, y una población  de casi 4.000 millones de habitantes, con lo que es, de lejos, el continente más poblado del mundo. De hecho, hasta su densidad de población es relativamente alta teniendo en cuenta su enorme extensión: 88, 5 habitantes por km². El nombre de Asia proviene también del griego y se atribuye su origen a Heródoto, que llama así a Anatolia, actual Turquía. Más tarde el nombre se comenzó a emplear también para todas las tierras que hay más allá de Anatolia hasta incluir todo el continente. 

-          Europa es una gran península de Asia, con la que limita al este (montes Urales y Cáucaso) pero, como ya hemos comentado, por motivos históricos y culturales siempre suele ser considerada un continente propio. Al norte limita con el océano Glacial Ártico, al oeste con el Atlántico y al sur con el mar Mediterráneo. Europa es el segundo continente más pequeño en extensión con 10,1 millones de km² pero en cambio es el cuarto más poblado con unos 730 millones de personas habitándolo. Además, es el segundo continente con mayor densidad de población, 72 habitantes por km², solo tras Asia. El nombre Europa es complejo en cuanto a su origen: la versión más extendida cree que viene del griego “ancha vista”, aunque otros lingüistas creen que procede de una palabra semítica que significa “ponerse el sol”, algo lógico ya que en la Antigüedad se creía que el sol se ponía por Europa al desconocerse la existencia de América. Una de las amantes del dios griego Zeus se llamaba Europa. 

-          Oceanía se sitúa al sureste de Asia y está formada por una masa continental, Australia, y miles y miles de islas de todo el Pacífico que se agrupan en tres espacios: Micronesia, Melanesia y Polinesia. Nueva Zelanda por su parte suele adscribirse a Australasia. La isla de Nueva Guinea, aunque en su mitad occidental es parte de Indonesia, un país asiático, se considera por entera parte de Oceanía. Es el continente más pequeño con nueve millones de km² y es el menos poblado de los que tienen población estable, con solo unos 33 millones de personas. Su nombre, Oceanía, proviene de la mitología griega y se refería a las ninfas protectoras de los ríos, fuentes, etc y significa “hijas del océano”. 
 Oceanía excluyendo Polinesia y Micronesia, al este y norte de la imagen respectivamente.

-          La Antártida es el continente helado y se localiza en torno al polo sur. Está rodeada por el océano Glacial Antártico y separada de América por el Pasaje de Drake. Tiene 13,7 millones de km² (durante mucho tiempo se desconoció su superficie al estar siempre cubierta de hielo, y de hecho aún hay muchos aspectos de su relieve que no se conocen) y no tiene población estable debido a las extremas condiciones climáticas aunque en ella viven alrededor de 1.000 personas simultáneamente en las bases científicas que diferentes países han establecido, aunque la Antártida, en virtud del Tratado Antártico, no pertenece a ningún país. Su nombre es sencillo en origen: proviene del griego “arkticos”, traducido como “de la osa”, en referencia a la Osa Polar que señala el Polo Norte. El contrario de esta palabra es “antarkticos”, que significa simplemente “opuesto a la osa”, como contraposición al Ártico.

Gráfico comparando la superficie (izquierda) y población (derecha) de los continentes. Las diferencias son brutales, en especial en la demografía.