viernes, 31 de marzo de 2017

Los Estados parcialmente reconocidos en el mundo



Actualmente hay en el mundo unos 200 Estados y es la forma de organización humana más habitual en la Edad Contemporánea. El Estado ejerce su soberanía sobre un territorio y, en caso de fracasar en ese intento, se considera que el Estado es fallido. Habitualmente se habla de Estado-nación ya que desde el siglo XIX toda nación ha pretendido tener su propio Estado independiente. En el caso de Estados con más de una nación en su seno, se puede optar por el centralismo en torno a una de esas naciones o por descentralizarlo de forma federal o autonómica, como en el caso de España. 

La Organización de las Naciones Unidas tiene 193 Estados miembros pero algunos de ellos no tienen el reconocimiento pleno internacional. Otros Estados directamente no han podido acceder a la ONU y tienen un reconocimiento mucho más limitado. E incluso un Estado no está reconocido por ningún otro país del mundo. Vamos a ver cuáles son a lo largo de este artículo. 

Estados sin ningún reconocimiento internacional

Como ya hemos mencionado, solo hay un Estado en esa situación y se trata de Somalilandia. Su nombre da una pista de dónde puede localizarse, ya que se encuentra en el norte de Somalia, Estado que sí está reconocido y miembro de la ONU. En el pasado, esa zona de Somalia había sido colonia británica, mientras que el resto del país fue colonia italiana, por lo que las diferencias entre zonas se remontan más allá de la autoproclamada independencia de Somalilandia, efectiva en 1991, cuando los clanes del norte decidieron escindirse del gobierno de Mogadiscio. Lo curioso de este caso es que Somalilandia no tiene ningún reconocimiento exterior pero desde 1991 ha sido política y económicamente más estable que Somalia, sumida en una guerra civil intermitente precisamente desde 1991. 

Estados solo reconocidos por otros Estados tampoco miembros de la ONU

El siguiente nivel en cuanto a reconocimiento limitado es este, en el que un Estado solo está reconocido por otros que tampoco son miembros de la ONU, por lo que se apoyan entre sí para atraer a su causa a países relevantes que les apoyen en sus aspiraciones. Hay cuatro Estados en esta situación, algunos de ellos ya tratados en el blog anteriormente:

-          República de Nagorno Karabaj: este conflicto viene de lejos. Se inició en 1918 cuando se independizaron del Imperio Ruso Armenia y Azerbaiján. Después la URSS recuperó el control de toda la zona. Esta incluyó Nagorno Karabaj, de mayoría étnica armenia, dentro de Azerbaiján pero como provincia autónoma. Esta decisión nunca fue aceptada por Armenia. El conflicto se reabrió con la independencia definitiva de ambas naciones en 1991 con la caída de la URSS. La guerra duró hasta 1994 y durante la misma Nagorno Karabaj se declaró independiente con apoyo de Armenia. Sin embargo, desde entonces Azerbaiján no ha aceptado dicha independencia. Ningún país reconoce a esta república, ni siquiera Armenia, y los tiroteos entre los soldados de Nagorno y los azeríes son habituales. Su situación general es más precaria que la de Abjasia.
 Territorios en disputa tras la caída de la URSS. Crimea fue ocupada por Rusia como parte de su territorio, algo que no reconoce Ucrania. Los demás casos son tratados en este artículo.

-          Transnistria: es una república independiente de facto y poco conocida. Se sitúa entre el río Dniéster y la frontera moldava con Ucrania. Durante la URSS fue parte de Moldavia y esta nación reclama el territorio pero desde la caída de la URSS y la guerra que se sucedió en la zona en 1992, es un Estado no reconocido internacionalmente llamado República Moldava Pridnestroviana. El alto el fuego de mantiene hasta hoy con las fronteras entre Moldavia y Transnistria desmilitarizadas. Como en casos anteriores, Rusia intervino apoyando el statu quo de Transnistria independiente y mantiene muy buenas relaciones con esta república. A pesar de esto, ni siquiera Rusia ha reconocido a Transnistria. Es curioso que mantiene la simbología comunista en su bandera y escudo pero no es una república comunista. 

-          República Popular de Donetsk: creada más recientemente que las anteriores, en 2014, a raíz de la caída del gobierno ucraniano pro ruso. Después de ese suceso, Donetsk y su vecina Lugansk, ambas dentro del óblast de Donetsk, que Ucrania sigue reconociendo como propio, así como la comunidad internacional. Se considera que Rusia apoya activamente a esta república y a la de Lugansk aunque Moscú lo niega. Solo está reconocida por Osetia del Sur y por Lugansk y solo controla un tercio de su territorio ya que el resto está en manos de Kiev. 

-          República Popular de Lugansk: como se ha visto, es el mismo caso de Donetsk y está en una idéntica situación, controlando solo una parte de su territorio y siendo reconocida por Osetia del Sur y Donetsk. 

Estados reconocidos solamente por un miembro de la ONU

En esta categoría solo está la República Turca del Norte de Chipre, que solo está reconocida por Turquía. El origen del conflicto chipriota data de la independencia de la isla de Reino Unido y de la división entre las dos comunidades que existen en la isla: los grecochipriotas y los turcochipriotas. En plena tensión entre ambas por controlar el país, en 1974 hubo un golpe de Estado de Grecia con el objetivo de unificar Chipre a su territorio. Turquía respondió ocupando la zona norte de la isla para defender a los turcochipriotas. La ONU intervino y se aceptó una paz incómoda basada en que los turcos gestionen el norte de la isla y la República de Chipre los dos tercios al sur de la llamada Línea Verde, zona fronteriza bajo control directo de la ONU. La República Turca del Norte de Chipre no está reconocida internacionalmente y se considera que el gobierno de Chipre es el legítimo de toda la isla, y de hecho fue el que ingresó en la Unión Europea en 2004, incluyendo el norte de la isla aunque no esté bajo el control de Nicosia. 

Estados reconocidos por más de un miembro de la ONU pero de manera minoritaria

En este nivel tenemos a Estados más conocidos pero con un reconocimiento todavía muy limitado y en ningún caso supera el de 50 países. En esta categoría se encuentran los siguientes Estados:

-          Abjasia: se trata de un pequeño territorio situado al noroeste de Georgia, a la que pertenece de iure pero no de hecho desde 1992. Sin embargo, para Georgia y la mayoría de la comunidad internacional sigue siendo parte del Estado georgiano. Solo Rusia, Venezuela, Nicaragua y Nauru la consideran un país independiente. La independencia de Abjasia se debió a conflictos étnicos con el gobierno georgiano a esto siguió una cruenta guerra entre ambos bandos con Rusia apoyando a los abjasios. En 2006 Georgia decidió romper el débil statu quo y ocupar parte de Abjasia pero la intervención militar de Rusia en 2008 hizo retroceder a Georgia. Actualmente, Abjasia sigue siendo un Estado parcialmente reconocido por lo que no es miembro de la ONU.  

-          Osetia del Sur: caso muy parecido al de Abjasia. Durante la URSS fue parte de Georgia y con su caída declaró su independencia en 1991, siguiendo una guerra que acabó con Osetia del Sur independiente solo de facto con apoyo ruso. En 2008, tras los intentos georgianos de recuperar el territorio, Rusia intervino y reconoció la independencia de la república, junto a Abjasia. También la reconocen Venezuela, Nicaragua y Nauru. Por el contrario, el resto de la comunidad internacional la sigue considerando parte de Georgia. Su zona al norte del Cáucaso, Osetia del Norte, es una república dentro de Rusia. 

-          República de China: comúnmente conocida como Taiwán o China Taipéi. Controla la isla de Taiwán y pequeñas islas a su alrededor desde 1949, año en el que la guerra civil china terminó con la victoria de los comunistas, que establecieron la República Popular China. Los derrotados, denominados nacionalistas, se refugiaron en Taiwán y desde allí siguieron considerándose el legítimo gobierno chino y, por ello, no cambiaron su nombre. En los primeros años el gobierno en Taiwán siguió siendo considerado el legítimo de toda China pero posteriormente el reconocimiento internacional se inclinó hacia la República Popular, que era la que controlaba casi todo el territorio chino. En 1971 esto llegó a su culmen con la ONU reconociendo como la única legítima a la China comunista, con lo que el asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU pasó a Pekín, perdiéndolo Taiwán. Así, cada vez menos países reconocen a Taiwán como la China legítima, actualmente tan solo 20 (principalmente países latinoamericanos y de Oceanía) además de la Ciudad del Vaticano. Hoy en día los mismos gobernantes de Taiwán han renunciado a reclamar todo el territorio chino y se limitan a reclamar su independencia de Pekín. Para la comunidad internacional, Taiwán es formalmente parte de China y por ello no tienen embajadas en la isla, pero sí contactos mediante oficinas que no suponen un reconocimiento oficial. 

-          República Árabe Saharaui Democrática: más conocida como el Sáhara Occidental. Controla solo una pequeña parte del territorio saharaui, en concreto el más oriental, pobre y aislado del mismo. El Sáhara Occidental era una colonia española primero y provincia más tarde que fue abandonado por España entre 1975 y 1976 a raíz de la presión de Marruecos para que Madrid le cediese el territorio, para lo cual convocó una marcha de civiles llamada Marcha Verde. España decidió repartir el Sáhara de manera ilegal entre Marruecos y Mauritania, pero finalmente la segunda se retiró y Marruecos afrontó la oposición saharaui del Frente Polisario, que proclamó la República Saharaui. La ONU ha intentado solucionar el conflicto, sin éxito, mediante una misión y desde 1991 hay un alto el fuego entre ambas partes a la espera de un referéndum de independencia saharaui que Marruecos se resiste a celebrar. Hasta 84 países reconocieron a la República Saharaui, incluida la Unión Africana, a la que sigue perteneciendo, pero actualmente ese apoyo se ha reducido a 47 países. La mayoría de países, incluida España, así como la ONU, consideran el Sáhara Occidental un territorio ocupado pero no reconocen ni la soberanía marroquí ni la de la República Saharaui. Además, la ONU incluye el Sáhara en su lista de territorios por descolonizar.


Estados reconocidos por más de un miembro de la ONU y de manera mayoritaria

En este caso son Estados que gozan de un amplio reconocimiento internacional y, de hecho, dos de ellos son miembros plenos de la ONU. 

-          Kosovo: se sitúa en una encrucijada y por ello ha sido ocupado a lo largo de la Historia por pueblos muy diferentes. No obstante, a día de hoy está habitado mayoritariamente por albaneses, seguidos por serbios. Ante la disgregación de la antigua Yugoslavia, Kosovo se declaró independiente en 1991, siguiendo a las repúblicas de Eslovenia, Croacia y Macedonia. Hasta entonces, Kosovo había sido una provincia autónoma dentro de la república yugoslava de Serbia. Sin embargo, esta no fue aceptada por Belgrado. En 1999 el conflicto se reabrió entre Serbia y los sublevados kosovares, y el gobierno serbio inició una auténtica limpieza étnica parecida a la de Bosnia de unos años antes. La OTAN intervino y se llegó a un débil statu quo: Kosovo sería administrada por la ONU aunque formalmente seguiría siendo parte de Serbia. No hubo avances entre ambas partes y en 2008 Kosovo declaró unilateralmente su independencia apoyado por Estados Unidos y la mayor parte de los países occidentales. Así, actualmente Kosovo está reconocido por 111 Estados además de por Taiwán y siguen las negociaciones con Serbia para resolver la situación. 

-          Palestina: el ya largo conflicto en Oriente Próximo entre israelíes y palestinos tiene sus orígenes en 1920 pero en este artículo nos vamos a centrar en las últimas décadas. En 1988 la Organización para la Liberación de Palestina declaró la independencia palestina de acuerdo al plan que propuso la ONU en 1947. Pronto fue reconocido por varios Estados a pesar de no tener el control del territorio, que ejercía Israel desde la Guerra de los Seis Días. Los Acuerdos de Oslo de 1993 entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina permitieron al gobierno palestino gestionar progresivamente parte de Cisjordania y Gaza, aunque una parte importante de Cisjordania sigue bajo control israelí sin que parezca que vaya a haber avances. Por lo demás, hasta 137 países reconocen a Palestina como Estado  e incluso es miembro observador de la ONU. 

-          Israel: como contrapartida a Palestina, sí es miembro de la ONU y está reconocido internacionalmente desde su formación en 1948. 32 países miembros de la ONU no lo reconocen, todos ellos de mayoría musulmana. De hecho, de los vecinos de Israel solo Egipto y Jordania lo reconocen tras firmar acuerdos de paz como resultado de varias guerras entre Israel y sus vecinos. Incluso Palestina reconoció a Israel a raíz de los acuerdos de Oslo. Otros países mayoritariamente musulmanes, como Marruecos o Túnez, no reconocen a Israel pero sí han tenido contactos económicos con él. 

-          República Popular China: fundada en 1949 tras la victoria comunista en la guerra civil. Obviamente no es reconocida por Taiwán ni por la veintena de países que todavía lo reconocen como legítimo gobierno chino. Por tanto, la República Popular es considerada mayoritariamente la única China y es miembro de la ONU. 
Casos particulares

Son países que son prácticamente reconocidos por todos los Estados del mundo y la ONU, salvo alguna excepción que coincide con un país vecino con el que ha habido conflictos. 

-          Armenia: es independiente desde 1991 a raíz de la caída de la URSS. Curiosamente el país que no la reconoce es Pakistán, como apoyo a Azerbaiyán por el conflicto de Nagorno Karabaj del que ya hemos hablado. Sin embargo, las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán, aunque no dudan de la existencia y legitimidad del otro, son nulas y no tienen intercambio diplomático. 

-          Chipre: declaró su independencia en 1967 de Reino Unido. Tras el conflicto entre Grecia y Turquía del que ya hemos hablado, se creó la República Turca del Norte de Chipre pero Chipre permaneció como único Estado reconocido a nivel internacional, salvo por Turquía, como parece lógico visto el conflicto. 
 Bandera de Chipre. La intención es clara al incluir en ella el mapa de toda la isla: mandar un mensaje de unidad.

-          Corea del Norte: llamada oficialmente República Popular Democrática de Corea. Se creó en 1948 tras la división de Corea entre el norte comunista y el sur capitalista en el marco de la Guerra Fría. No está reconocida por Corea del Sur, Japón, Francia y Estonia. No obstante, ambas son miembros de la ONU y se apuesta por mantener el statu quo actual, en peligro por las pruebas nucleares de Corea del Norte. 
 División de Corea entre el norte y el sur.

-          Corea del Sur: no está reconocida por Corea del Norte, que, como su vecina del sur, se declara la legítima de toda Corea. El Sur, de hecho, se denomina oficialmente República de Corea.

sábado, 25 de marzo de 2017

Hablemos de Eurovisión




Para unos es un evento anual  imprescindible y para otros un horror de otra época que debería desaparecer, mientras que para la mayoría es un festival televisivo sin más. Hablamos de Eurovisión, el certamen musical europeo que se televisa anualmente desde el año 1956, normalmente a mediados del mes de mayo. 

Se trata de una de las competiciones musicales más antiguas del mundo aún en emisión y este año cumple su 62 edición, que también puede ser la más polémica debido al enfrentamiento abierto entre Ucrania, país anfitrión este año, y Rusia. En cualquier caso, a pesar del desprecio que suscita en muchas personas en España, es el festival musical más grande del planeta y tiene una audiencia potencial que puede llegar hasta los 600 millones de espectadores en todo el mundo, ya que se retransmite más allá de las fronteras europeas.
Históricamente, Eurovisión ha primado a la música pop, lo que no significa que no haya habido otros géneros musicales, como el dance, tango, reggaetón, heavy metal, rap, punk, rock o electrónica. Por España incluso ha habido flamenco. 

El festival es organizado por la Unión Europea de Radiodifusión (UER), que no tiene nada que ver con la Unión Europea y trasciende ampliamente los límites de esta. Cualquier miembro de la UER puede participar en el festival, motivo por el que en el mismo han participado países no europeos, a pesar del prefijo “Euro” en el nombre del concurso. Además, en los últimos años se ha permitido participar a televisiones asociadas y no solo miembros, lo cual permitió participar a Australia por primera vez en 2015. 

En el siguiente mapa se puede observar qué países son miembros activos de la UER (azul oscuro) y cuáles son asociados (claro). 
Por tanto, los países norteafricanos más Israel, Líbano y Jordania pueden participar en cualquier momento en Eurovisión aunque no estén ni geográficamente ni políticamente en Europa. En cuanto a los asociados, el proceso es más complejo y solo se ha procedido con Australia debido a que en ese país el festival tenía una importante audiencia incluso antes de participar en el mismo. No obstante, esa apertura a los asociados implica que, tarde o temprano, otros países participen activamente, como Estados Unidos, Canadá o incluso China. 

Por parte de España hay varios medios de comunicación miembros de la UER: Radiotelevisión Española, admitida en 1955 y que actualmente es la responsable de representar al país en Eurovisión; Sociedad Española de Radiodifusión (SER); Cadena de Ondas Populares Españolas (COPE); y Catalunya Ràdio. 

Por lo demás, Eurovisión ha cambiado considerablemente desde sus inicios, en los que estaba circunscrito a los países del núcleo central europeo. En ese entonces, cada país debía cantar en su idioma oficial, mientras que hoy el inglés es claramente dominante como lingua franca. Además, el incremento de países participantes con la caída del comunismo en la Europa del Este hizo que fuera necesario establecer semifinales porque, de participar hasta 40 países o más, el festival sería eterno. 

En verde países que han participado al menos una vez, en rojo países que lo intentaron pero se retiraron antes de la final y en amarillo países que nunca han participado pero podrían hacerlo.


Así, en 1956 participaron tan solo siete países, los que impulsarían en 1957 la Comunidad Europea (cuyo 60 aniversario conmemoramos estos días), es decir, Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, más Suiza, país en el que se celebró la primera edición (en la ciudad de Lugano). A ellos se fueron sumando poco a poco más naciones de Europa Occidental. 

En 1957 ante el éxito de la primera edición participaron Austria, Dinamarca y Reino Unido. En 1958 se unió Suecia, en 1959 Mónaco y en 1960 Noruega. En la década de los 60 el festival se amplió al sur y norte de Europa: en 1961 participaron por primera vez España, Finlandia y Yugoslavia (único país socialista que llegó a participar en Eurovisión), en 1964 Portugal y en 1965 Irlanda. 

En los 70 el festival siguió expandiéndose por el Mediterráneo: en 1971 Malta, en 1973 Israel, en 1974 Grecia, en 1975 Turquía y en 1980 Marruecos, única que vez que dicho país ha participado en Eurovisión. Su resultado fue tan malo que el rey Hassan II juró que Marruecos nunca volvería a participar. En los 80 solo dos países debutaron: Chipre en 1981 e Islandia en 1986. 

La gran expansión de Eurovisión llegó en los años 90 y 2000. La caída del Telón de Acero abrió la cultura occidental a la Europa del Este tras décadas de regímenes comunista. Así, los primeros países en ser admitidos fueron los sucesores de la antigua Yugoslavia, país que anteriormente ya había participado. En 1993 debutaron Bosnia y Herzegovina, Croacia y Eslovenia. A estos les siguieron otros países que nunca antes habían estado presentes. En 1994 se produjo el mayor debut desde la creación del festival con Estonia, Hungría, Lituania, Polonia, Rumania, Rusia y Eslovaquia. En 1998 entró Macedonia y en 2000 Letonia. 

En los 2000 continuó la entrada de países del Este y de microestados de Europa Occidental que se animaron a unirse: en 2003 Ucrania, en 2004 Albania, Andorra, Bielorrusia y la federación de Serbia y Montenegro, en 2005 Bulgaria y Moldavia, en 2006 Armenia, en 2007 la República Checa, Georgia y Montenegro y Serbia por primera vez independientes. Como dato curioso, destacar que Serbia ganó en su debut. En 2008 se unieron Azerbaiyán y San Marino y, finalmente, en 2015 Eurovisión permitió la participación de Australia, un país en las antípodas de Europa. 

Las sedes del festival han variado y, normalmente, el país encargado de organizarlo es el que ganó el año anterior. Supone retos pero también oportunidades para mostrar una buena imagen de la ciudad sede y del país anfitrión de cara al turismo. Al principio el festival se celebraba en teatros, salas de conciertos o auditorios pero en los 80 comenzó a ser en grandes recintos como estadios deportivos. La sede más grande hasta la fecha fue en Copenhague en el año 2001, en un estadio de fútbol con capacidad para 38.000 espectadores. Incluso ha habido casos de países que han construido su sede, como Azerbaiyán en 2012, cuando construyó un pabellón con capacidad para 23.000 espectadores. En cuanto a las ciudades que han acogido el festival, van desde grandes capitales como Londres, París, Moscú, Madrid, Ámsterdam o Roma a ciudades pequeñas e incluso un diminuto pueblo irlandés, Millstreet (1500 habitantes), en la edición de 1993 (ver mapa). Solo en dos veces se ha celebrado fuera de los límites del continente europeo: en 1979 y 1999, ambas en Jerusalén. En 2012 fue en Bakú, capital de Azerbaiyán, aunque ese país según la fuente puede considerarse europeo o asiático. En España solo se ha celebrado una vez, en 1969, en Madrid y, más concretamente, en el Teatro Real.
 (Pulsar para ver ampliado)

El sistema de votos también ha cambiado notablemente desde su creación. Al principio eran dados por jurados profesionales y, posteriormente, se permitió votar al público. En los años 2000 esto fue problemático porque los países del Este tendían a votarse exclusivamente entre sí por motivos de cercanía cultural. Así, se decidió tener en cuenta tanto el voto del público como el de jurados por cada país, dando a cada uno un 50 % del peso en el total del voto. En 2016 el sistema volvió a ser cambiado y el voto de público y jurado fue independiente, dándose primero el de los jurados de cada país y después el del televoto en bloque. Esto incrementó la emoción ya que el país ganador no se supo prácticamente hasta el final, al contrario que en ediciones anteriores. Solo en dos ocasiones ha habido empate entre países: en 1969, cuando empataron cuatro países (España, Francia, Reino Unido y Países Bajos) y, al no haber reglas de desempate, se le dio la victoria a los cuatro; y en 1991, cuando empataron Francia y Suecia. Se desempató en base a la cantidad de países que les habían dado 12 y 10 puntos (ya que ambas habían logrado cuatro doces). Finalmente Suecia ganó al haber logrado más dieces. 

Y, ¿qué países han ganado más veces Eurovisión? El record lo ostenta Irlanda con hasta siete victorias entre 1970 y 1996. Llegó  a ganar tres veces seguidas, en 1992, 1993 y 1994. Le sigue Suecia con seis victorias entre 1974 (año de ABBA) y 2015. Por debajo se sitúan:

5 victorias: Luxemburgo, Francia y Reino Unido.
4 victorias: Países Bajos.
3 victorias:   Dinamarca, Israel y Noruega.
2 victorias: España, Suiza, Italia, Austria, Alemania y Ucrania.
1 victoria: Mónaco, Bélgica, Yugoslavia, Estonia, Letonia, Turquía, Grecia, Finlandia, Serbia, Rusia y Azerbaiyán. 

Para la edición de este año se presentan 43 países. Se celebrará en la capital de Ucrania, Kiev, los días 9, 11 y 13 de mayo. Su lema es Celebrate diversity, celebra la diversidad. Y, a pesar del lema, está siendo muy conflictiva de momento debido al enfrentamiento entre el país anfitrión y Rusia. La invasión de Crimea, hasta entonces territorio ucraniano, por Rusia en 2014 abrió una guerra más o menos soterrada entre ambos países en el este de Ucrania. La victoria del año pasado de la representante ucraniana con una canción crítica con la deportación de los tártaros de Crimea por parte de los soviéticos en 1944 no hizo sino aumentar la tensión entre ambas. La elección por Rusia de una representante que había actuado en Crimea (algo ilegal para Ucrania) fue un pulso a Kiev que ha sido respondido con el veto a la participación de la representante rusa. Actualmente siguen las negociaciones entre la UER, Ucrania y Rusia para solventar el conflicto. 

Al margen de la política, ya hay varios países favoritos, y queremos destacar a título personal las propuestas de diez países:
ITALIA con Occidentali´s Karma (Francesco Gabbani)



PORTUGAL con Amar pelos dois (Salvador Sobral)




CHIPRE con Gravity (Hovig)


BÉLGICA con City Lights (Blanche)




AUSTRALIA con Don´t Come Easy (Isaiah)




NORUEGA con Grab de Moment (JOWST)




FINLANDIA con Blackbird (Norma John)




BULGARIA con Beautiful Mess (Kristian Kostov)




SUIZA con Apollo (Timebelle)




FRANCIA con Requiem (Alma)