sábado, 13 de mayo de 2017

Turismo de Madrid por el Metro



El Metro de Madrid es la mejor forma de moverse por Madrid si quieres hacer turismo ya que nos acerca a los lugares más emblemáticos de la ciudad de manera rápida y sin posibilidad de equivocarnos. Así, he preparado este post referido a los hitos turísticos de la capital de España según las estaciones y líneas de su Metro, que además es uno de los más extensos no solo de Europa sino del mundo. 

Además, en sí mismo el Metro es motivo de interés turístico, en especial en sus líneas y estaciones más antiguas, ya que el primer tramo, entre Cuatro Caminos y Sol en la línea 1, data de 1919 y alberga curiosidades como la estación de Chamberí, que veremos a continuación. 

De esta manera, vamos a ver los lugares turísticos a través de diez de las líneas del Metro (todas excepto la 11 y la 12 que discurren por barrios y municipios más bien residenciales, además del Ramal, cuyas dos estaciones pertenecen también a otras líneas sí tratadas). 

Nota: Hay lugares y monumentos que se repiten al poder accederse a ellos desde más de una línea, como la Puerta del Sol o el Palacio Real.

Línea 1 (azul celeste): entre Pinar de Chamartín y Valdecarros

Plaza de Castilla: estación de Metro homónima. Es una gran plaza circular en la que destaca el Centro del Canal de Isabel II que fue un depósito del mismo y hoy es un importante espacio para exposiciones. También destacan las torres de Puerta de Europa, comúnmente llamadas KIO, gemelas e inclinadas una hacia la otra. En la Plaza de Castilla también podemos ver el Obelisco de Calatrava y el Monumento a Calvo Sotelo. 
Tribunal: estación de Tribunal. Se sitúa frente al Tribunal de Cuentas del Reino, del que toma de nombre. Es una zona con gran ambiente nocturno y cerca se encuentra la Plaza del Dos de Mayo. Justo a la salida se puede visitar el Museo de Historia de Madrid, de estilo barroco y que trata la historia de la ciudad.
Estación de Chamberí: Es una antigua estación de Metro que fue inaugurada en 1919 con la primera línea pero fue posteriormente clausurada al estar muy cerca de sus vecinas, Bilbao e Iglesia (ambas las más cercanas para visitarla). Su peculiaridad es que quedó tal como estaba en esa época, con sus tornos y decoración antiguos, más publicidad de entonces, lo que la hace muy interesante.
Gran Vía: estación de Metro homónima. Nos introduce al corazón de una de las principales calles de Madrid, construida a principios del siglo XX con arquitectura que en muchos edificios recuerda al Nueva York de finales del XIX y principios del XX. Destaca el Edificio Telefónica. 
Puerta del Sol: estación de Sol. Es el corazón de la ciudad de Madrid y su centro indiscutible, al que también se puede acceder en Cercanías. En la histórica plaza destacan la Casa de Correos con su famoso reloj con el que empezamos todos los años y que hoy es la sede de la Comunidad de Madrid, así como la estatua del oso y el madroño, símbolos de Madrid. También es una zona comercial que nunca duerme, siempre hay gente en ella.
Plaza Mayor: estación de Sol. Y esta plaza es el centro más importante de la ciudad junto a la Puerta del Sol. De obligada fotografía, es la típica plaza castellana porticada. Destaca la Casa de la Panadería y, en Navidad, alberga un mercado tradicional con mucha solera.
Barrio de las Letras: estaciones de Tirso de Molina y Antón Martín. Es famoso por su vida nocturna y, en el pasado, por su gran actividad literaria al ser residencia de famosos escritores como Cervantes, Quevedo, Góngora o Lope de Vega.
Congreso de los Diputados: estación de Sol. Se trata del edificio del Congreso, cámara baja de las Cortes Generales. Salvo que se tenga permiso o sea un día de puertas abiertas, no es posible visitar su interior.
Triángulo del Arte: museos del Prado, Reina Sofía y Caixa Fórum: estación de Atocha. Esa estación deja en un punto perfecto para visitar dos de los grandes museos de Madrid, el del Prado (pinacoteca con arte de los siglos XVI al XIX), el Reina Sofía (arte contemporáneo) y el Caixa Fórum. Además, se puede visitar el Paseo del Prado. 
Real Jardín Botánico: estación de Atocha. Situado junto al Museo del Prado, es un punto de interés natural con especies de todo el mundo.
Estación de Atocha: estación de Atocha Renfe, la cual está dentro del complejo ferroviario al contrario que la de Atocha. Su interés turístico radica en su zona antigua, que data de finales del XIX y alberga un jardín tropical.
Nave de Motores del Metro: estación de Pacífico. Pertenece al Metro y es un ejemplo de arte industrial en Madrid a principios del siglo XX.


Línea 2 (roja): entre Cuatro Caminos y Las Rosas 

Teatro Real: estación de Ópera. Se trata de la ópera de Madrid y data del siglo XIX. Es un inmenso edificio de estilo neoclásico en una céntrica plaza de la ciudad.
Plaza de Oriente y Palacio Real: estación de Ópera. Se encuentran al otro lado del Teatro Real. Es una de las zonas más monumentales de Madrid si no la que más. La plaza es una zona de tranquilo paseo que alberga numerosas estatuas de reyes españoles y el palacio es el más grande en superficie de Europa Occidental, de estilo barroco clásico y que data del siglo XVIII. Es la residencia oficial de los reyes de España pero no viven en el mismo, por lo que se puede visitar todos los días. Además, los miércoles se puede ver el cambio de la Guardia Real con tropas tanto a pie como a caballo. 
Catedral de la Almudena: estación de Ópera. La catedral de Madrid combina diferentes estilos, todos ellos modernos, desde neoclásico a neobarroco más neorrománico en su cripta. Se halla justo enfrente del Palacio Real.
Plaza de la Villa: estación de Ópera. Era el centro neurálgico de la ciudad, en pleno Madrid de los Austrias, por lo que es de las zonas más antiguas e incluye por tanto edificios del siglo XV como la Casa de los Lujanes, además de la Casa de la Villa, ayuntamiento hasta que se trasladó a Cibeles.
Plaza Mayor: estación de Sol. Y esta plaza es el centro más importante de la ciudad junto a la Puerta del Sol. De obligada fotografía, es la típica plaza castellana porticada. Destaca la Casa de la Panadería y, en Navidad, alberga un mercado tradicional con mucha solera.
Mercado de San Miguel: estación de Ópera. Es uno de los mercados más antiguos de la ciudad, como refleja su arquitectura en hierro y cristal de inicios del siglo XX. Puede ser algo caro pero merece la pena tomar algo en un mercado tan bonito.
Puerta del Sol: estación de Sol. Es el corazón de la ciudad de Madrid y su centro indiscutible, al que también se puede acceder en Cercanías. En la histórica plaza destacan la Casa de Correos con su famoso reloj con el que empezamos todos los años y que hoy es la sede de la Comunidad de Madrid, así como la estatua del oso y el madroño, símbolos de Madrid. También es una zona comercial que nunca duerme, siempre hay gente en ella. 
Calle Alcalá: estaciones de Sevilla y Banco de España. Es una larga calle que recibe ese nombre al ser el antiguo camino hacia Alcalá de Henares. Su primer tramo, desde Sol hasta el Retiro, está plagado de lugares monumentales que suponen un agradable paseo.
Banco de España: estación de Banco de España. Como su propio nombre indica, se trata del banco central del país, dependiente a su vez del Banco Central Europeo. Es un gran edificio de estilo neoclásico y ecléctico. Justo en frente del mismo en la calle Alcalá están las sedes del Instituto Cervantes y del Ejército de Tierra.
Plaza de Cibeles: estación de Banco de España. Uno de los símbolos de la ciudad es esta importante plaza en cuyo centro está la famosa estatua de la diosa Cibeles, en la que el Real Madrid celebra sus triunfos. Además, destaca el Palacio de Comunicaciones, sede del ayuntamiento de Madrid e imponente en su estilo ecléctico de principios del siglo XX, y la Casa de América en un antiguo palacete. 
Triángulo del Arte: Museos Thyssen-Bornemisza, del Prado y Naval: estación de Banco de España. Destaca en esta zona del famoso Triángulo, además del Prado, que está algo más al sur, el Museo Thyssen, que alberga la colección privada de la familia homónima con ejemplos pictóricos desde el siglo XIV al XX. También cerca está el Museo Naval, dedicado a la Armada española.
Los Jerónimos: estación de Banco de España. Fue uno de los monasterios más importantes de Madrid, del que subsiste la iglesia y el claustro (este último integrado en el Museo del Prado). La iglesia es de los pocos ejemplos de gótico que hay en Madrid.
Puerta de Alcalá: estación de Retiro. Uno de los símbolos más famosos de Madrid, construida por Carlos III como puerta monumental de entrada a la ciudad desde el este (es decir, desde Alcalá, de ahí su nombre). Es un arco de triunfo de estilo neoclásico y fue el primero en construirse en Europa desde la caída del Imperio Romano, anticipándose al de París.
Parque del Retiro: estación de Retiro. Es el gran pulmón verde de la zona centro de Madrid. Punto de visita obligada si se visita la ciudad, con 118 hectáreas. Su propio nombre indica que fue un lugar de descanso de la familia real, municipalizado en el siglo XIX. Alberga numerosos lugares de interés turístico: el estanque con el monumento a Alfonso XII, el Palacio de Cristal, el Real Observatorio Astronómico, la fuente del Ángel Caído, etc. 
Palacio de los Deportes: estación de Goya. Es un pabellón multiusos perteneciente a la Comunidad de Madrid. Turísticamente es interesante porque alberga numerosos eventos deportivos y musicales.
Plaza de Toros de Las Ventas: estación de Ventas. Es la mayor plaza de toros de España y la tercera con más aforo del mundo. Es considerada la más importante del planeta en su género junto a la de Sevilla aunque también alberga otro tipo de espectáculos como conciertos. Destaca por su estilo neomudéjar. 
Cementerio de La Almudena: estaciones de La Elipa y La Almudena. Puede parecer extraño pero un cementerio puede ser un lugar de gran interés turístico y La Almudena en Madrid es una auténtica necrópolis debido a su gran extensión y en ella están enterradas algunas de las personalidades más famosas de España. Junto al cementerio general están el judío y el civil, en el que descansan personalidades sin el rito católico.

Línea 3 (amarilla): entre Moncloa y Villaverde Alto 

Moncloa: Arco de la Victoria, Ejército del Aire y Faro de Moncloa: estación de Moncloa. Es menos conocido pero destacan tres edificios singulares: el Arco de la Victoria, un arco de triunfo construido por Franco tras la Guerra Civil y en proceso de renombrar; el edificio sede del Ejército del Aire, de aires herrerianos; y el Faro de Moncloa, un gran mirador construido por ocasión de la capitalidad europea de Madrid en 1992. 
Barrio de Argüelles: Parque del Oeste, Templo de Debod y Teleférico: estación de Argüelles. Es un barrio construido como parte del ensanche del XIX y junto al mismo destaca el Parque del Oeste, de los más grandes de la ciudad y que destaca sobre todo por albergar el Templo de Debod (al que se puede llegar más rápido desde la estación de Plaza de España), un pequeño templo egipcio que ese país regaló a España como agradecimiento a la ayuda prestada para salvar otro templo allí de ser inundado. Además, en el Parque del Oeste se puede tomar el teleférico, que está unido en el otro extremo con un cerro de la Casa de Campo.
Centro Conde-Duque: estación de Ventura Rodríguez. Es un gran edificio de estilo barroco que inicialmente fue un cuartel y hoy es un centro cultural y de ocio con un archivo, bibliotecas y un museo, además de salas de exposiciones.
Plaza de España: estación de Plaza de España. Es uno de los puntos más interesantes desde el punto de vista de la arquitectura. Es una gran plaza en la que hay zonas verdes con un monumento a Cervantes en su centro. Pero sobre todo llaman la atención dos rascacielos: el Edificio España y la Torre de Madrid, ambos construidos en los 50. Además destacan en sus inmediaciones el edificio de la Compañía Asturiana de Minas (uno de los pocos ejemplos de modernismo en Madrid) y el Senado. 
Callao: estación de Callao. Es una plaza que abre paso al último tramo de la Gran Vía hasta Plaza de España, el llamado Broadway madrileño por su gran cantidad de locales, musicales, etc. En la plaza destacan su vida comercial y de ocio (cines), el Palacio de la Prensa y, en años recientes, las grandes pantallas que la hacen el Times Square madrileño.
Puerta del Sol: estación de Sol. Es el corazón de la ciudad de Madrid y su centro indiscutible, al que también se puede acceder en Cercanías. En la histórica plaza destacan la Casa de Correos con su famoso reloj con el que empezamos todos los años y que hoy es la sede de la Comunidad de Madrid, así como la estatua del oso y el madroño, símbolos de Madrid. También es una zona comercial que nunca duerme, siempre hay gente en ella.
Lavapiés: estación de Lavapiés. Es un castizo barrio con bastante presencia multicultural actualmente, lo cual lo hace divertido e interesante.
Museo del Ferrocarril: estación de Delicias. Se encuentra en la antigua estación de ferrocarril de Delicias, que ya no está en uso. Alberga trenes antiguos y maquetas y es un bonito ejemplo de arquitectura del hierro. 
Matadero: estación de Legapzi. En el pasado fue un matadero industrial y mercado de ganado y hoy es un gran espacio rehabilitado como centro cultural con numerosas salas y dependencias para exposiciones. Junto a él destaca un invernadero, el Palacio de Cristal de Arganzuela.
Madrid Río: estación de Legazpi. También cerca comienza el gran parque que discurre junto al río Manzanares, Madrid Río, aunque en este tramo salvo el Matadero no hay más lugares de interés.
Caja Mágica: estación de San Fermín-Orcasur. Una de las grandes instalaciones construidas para las frustradas Olimpiadas, es un gran pabellón para eventos deportivos y culturales, como conciertos.

Línea 4 (marrón): entre Argüelles y Pinar de Chamartín 

Barrio de Argüelles: Parque del Oeste, Templo de Debod y Teleférico: estación de Argüelles. Es un barrio construido como parte del ensanche del XIX y junto al mismo destaca el Parque del Oeste, de los más grandes de la ciudad y que destaca sobre todo por albergar el Templo de Debod (al que se puede llegar más rápido desde la estación de Plaza de España), un pequeño templo egipcio que ese país regaló a España como agradecimiento a la ayuda prestada para salvar otro templo allí de ser inundado. Además, en el Parque del Oeste se puede tomar el teleférico, que está unido en el otro extremo con un cerro de la Casa de Campo. 
Plaza de Colón: estación de Colón. Es una gran plaza que conmemora a Cristóbal Colón, y por ello en su centro hay un monumento de estilo neogótico con una estatua del descubridor. Además, al este de la misma hay unos jardines llamados del Descubrimiento. Otros lugares de interés en la plaza son las Torres de Colón, dos rascacielos gemelos de 116 metros unidos por una estructura en su parte superior, y la bandera de España más grande del mundo, que corona un mástil de 50 metros de altura.
Biblioteca Nacional, Museo de Cera y Museo Arqueológico: estación de Colón. Justo junto a la Plaza de Colón están estos otros espacios de gran interés. La Biblioteca Nacional y el Museo Arqueológico Nacional comparten el mismo edificio, aunque la primera da al Paseo de Recoletos y el museo a la calle Serrano. Ambos destacan en su área, la primera en la conservación de más de 30 millones de publicaciones desde el siglo XVIII y el Museo Arqueológico por albergar piezas desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna de la Península Ibérica y también del extranjero (Grecia, Egipto y Oriente Próximo). En cuanto al Museo de Cera, tiene un aire más informal que los anteriores y muestra figuras de personajes famosos tanto del pasado como actuales realizadas en cera. 
Palacio de los Deportes: estación de Goya. Es un pabellón multiusos perteneciente a la Comunidad de Madrid. Turísticamente es interesante porque alberga numerosos eventos deportivos y musicales.

Línea 5 (verde claro): entre Casa de Campo y Alameda de Osuna

Casa de Campo: Zoo Aquárium: estación de Casa de Campo. No es un simple parque sino un auténtico bosque urbano con sus más de 1.700 hectáreas situadas al oeste de la ciudad y respetadas incluso en el auge del urbanismo franquista. Para hacerse una idea de su tamaño, es cinco veces más grande que el Central Park de Nueva York y más de seis veces más grande que Hyde Park en Londres. Fue propiedad de la corona hasta 1931, cuando pasó a convertirse en parque público. Alberga numerosos espacios de interés: desde el Cerro Garabitas, a donde se puede llegar con el Teleférico, al Parque de Atracciones, recintos de IFEMA, la feria de Madrid, y el Zoo Aquárium. De todos estos, el único cercano a la estación de Casa de Campo es el Zoo, de 20 hectáreas, y que alberga unos 6.000 animales de hasta 500 especies distintas de todo el mundo. Destaca por su delfinario, su gran acuario, sus exhibiciones de aves rapaces, aves exóticas y leones marinos, su complejo de primates y, sobre todo, el de pandas gigantes, ya que hay pocos zoos en el mundo con pandas, regalo de China en 2007.
Pradera de San Isidro: estación de Marqués de Vadillo. Se trata de un parque en el que históricamente se han celebrado las fiestas de San Isidro, en honor al patrón de la ciudad. Alberga el recinto ferial para dicha celebración en el mes de mayo así como largas extensiones de césped, fuentes y la ermita de San Isidro.
Madrid Río: Puentes de Toledo y Arganzuela: estaciones de Marqués de Vadillo y Pirámides. Ya hemos visto por primera vez el gran parque junto al río Manzanares con la línea 3 pero en este caso las estaciones ya mencionadas dejan muy cerca de lugares de interés en el mismo, como los puentes de Toledo (de estilo barroco, siglo XVIII) y de Arganzuela, terminado en 2011 por motivo de la apertura del parque y construido por Perrault, uno de los grandes arquitectos de la actualidad. Este puente está sobre uno de los puntos más populares de Madrid Río, con zonas de ocio y deporte. 
Puerta de Toledo: estación de Puerta de Toledo. Data de principios del siglo XIX y fue construida por Fernando VII como conmemoración de la victoria en la Guerra de la Independencia. Es, por tanto, la puerta más reciente de las monumentales del recinto antiguo de Madrid. Su nombre, obviamente, viene dado porque estaba al principio del camino a Toledo.
La Latina y El Rastro: estación de La Latina. Coincide en su mayor parte con el Madrid más antiguo, el de los Austrias, por lo que tiene auténticas callejuelas que pueden parecer impensables en una gran capital como Madrid. En este barrio se pueden observar restos de las antiguas murallas medievales de la ciudad, las Cavas Alta y Baja, el museo de San Isidro, la torre mudéjar de San Pedro el Viejo (único caso de arte mudéjar en la ciudad) o el jardín del Príncipe de Anglona. Además, es una zona de vida nocturna extraordinaria con numerosos pubs y bares. Por otro lado, los domingos se celebra entre La Latina y Lavapiés El Rastro, un gran mercado al aire libre que se viene realizando desde el siglo XVIII. Alcanza los 3500 puestos, por lo que es de los más importantes de Europa.
Real Colegiata de San Isidro: estación de La Latina. También en el barrio homónimo está la iglesia que fue durante muchos años la catedral provisional de Madrid mientras se construía la Almudena. Data del siglo XVII y es de estilo barroco. Alberga los restos de San Isidro.
San Francisco el Grande: estación de La Latina. También dentro del barrio ya citado está esta gran basílica, que data del siglo XVIII y es de estilo neoclásico. Su cúpula es enorme y de las más grandes de toda la Cristiandad, solo detrás de las del Panteón y San Pedro en Roma y Santa María del Fiore en Florencia.
Plaza Mayor: estaciones de La Latina y Ópera. Y esta plaza es el centro más importante de la ciudad junto a la Puerta del Sol. De obligada fotografía, es la típica plaza castellana porticada. Destaca la Casa de la Panadería y, en Navidad, alberga un mercado tradicional con mucha solera.
Mercado de San Miguel: estación de Ópera. Es uno de los mercados más antiguos de la ciudad, como refleja su arquitectura en hierro y cristal de inicios del siglo XX. Puede ser algo caro pero merece la pena tomar algo en un mercado tan bonito.
Plaza de la Villa: estación de Ópera. Era el centro neurálgico de la ciudad, en pleno Madrid de los Austrias, por lo que es de las zonas más antiguas e incluye por tanto edificios del siglo XV como la Casa de los Lujanes, además de la Casa de la Villa, ayuntamiento hasta que se trasladó a Cibeles.
Teatro Real: estación de Ópera. Se trata de la ópera de Madrid y data del siglo XIX. Es un inmenso edificio de estilo neoclásico en una céntrica plaza de la ciudad.
Plaza de Oriente y Palacio Real: estación de Ópera. Se encuentran al otro lado del Teatro Real. Es una de las zonas más monumentales de Madrid si no la que más. La plaza es una zona de tranquilo paseo que alberga numerosas estatuas de reyes españoles y el palacio es el más grande en superficie de Europa Occidental, de estilo barroco clásico y que data del siglo XVIII. Es la residencia oficial de los reyes de España pero no viven en el mismo, por lo que se puede visitar todos los días. Además, los miércoles se puede ver el cambio de la Guardia Real con tropas tanto a pie como a caballo.
Catedral de la Almudena: estación de Ópera. La catedral de Madrid combina diferentes estilos, todos ellos modernos, desde neoclásico a neobarroco más neorrománico en su cripta. Se halla justo enfrente del Palacio Real.
Callao: estación de Callao. Es una plaza que abre paso al último tramo de la Gran Vía hasta Plaza de España, el llamado Broadway madrileño por su gran cantidad de locales, musicales, etc. En la plaza destacan su vida comercial y de ocio (cines), el Palacio de la Prensa y, en años recientes, las grandes pantallas que la hacen el Times Square madrileño. 
Gran Vía: estación de Metro homónima. Nos introduce al corazón de una de las principales calles de Madrid, construida a principios del siglo XX con arquitectura que en muchos edificios recuerda al Nueva York de finales del XIX y principios del XX. Destaca el Edificio Telefónica.
Chueca: estación de Chueca. Es una zona del barrio de Justicia, al norte de Gran Vía. Hasta los años 80 y 90 era un área marginal pero numerosos homosexuales comenzaron a asentarse en la zona y, con el tiempo, se ha convertido en icono de la libertas sexual. Así, se ha hecho mundialmente famosa y es el epicentro de las fiestas por el orgullo LGTB en los meses de junio y julio.
Plaza de Toros de Las Ventas: estación de Ventas. Es la mayor plaza de toros de España y la tercera con más aforo del mundo. Es considerada la más importante del planeta en su género junto a la de Sevilla aunque también alberga otro tipo de espectáculos como conciertos. Destaca por su estilo neomudéjar.
Quinta de los Molinos: estación de Suanzes. Es otro de los parques históricos de Madrid, con 25 hectáreas y grandes extensiones arboladas, destacando los almendros, que ofrecen un precioso espectáculo con su florecimiento en primavera.
Parque de El Capricho: estación de El Capricho. Y otro parque histórico de Madrid, poco conocido al estar alejado del centro pero, para muchos, el más bonito de la ciudad. Está situado en el barrio de Alameda de Osuna y es un jardín romántico, con referencias inglesas, francesas e italianas. Tiene varios riachuelos, estanques, el palacio de los duques y no pocas fuentes y esculturas monumentales. Incluso alberga un búnker de la Guerra Civil. 

Línea 6 (gris): Circular 

Nuevos Ministerios: AZCA: estación de Nuevos Ministerios. En esta zona encontramos el gran complejo ministerial de Nuevos Ministerios y la zona de negocios de la capital, AZCA, con rascacielos icónicos como la Torre Picasso, la Torre Europa, Castellana 81 o la Torre Titania. También es una zona comercial y de ocio con numerosas tiendas, grandes almacenes y restaurantes. 
Ciudad Universitaria: estaciones de Metropolitano y Ciudad Universitaria. Es el gran campus de la ciudad de Madrid con diferencia y alberga a las universidades Complutense, Politécnica y Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es sede, así, de numerosas facultades, escuelas, residencias, polideportivos, un jardín botánico e incluso museos como el del Traje o el de América. Además linda con otro parque destacado, la Dehesa de la Villa. El Palacio de la Moncloa, sede del presidente del gobierno, también está en su interior.
Moncloa: Arco de la Victoria, Ejército del Aire y Faro de Moncloa: estación de Moncloa. Es menos conocido pero destacan tres edificios singulares: el Arco de la Victoria, un arco de triunfo construido por Franco tras la Guerra Civil y en proceso de renombrar; el edificio sede del Ejército del Aire, de aires herrerianos; y el Faro de Moncloa, un gran mirador construido por ocasión de la capitalidad europea de Madrid en 1992.
Barrio de Argüelles: Parque del Oeste, Templo de Debod y Teleférico: estación de Argüelles. Es un barrio construido como parte del ensanche del XIX y junto al mismo destaca el Parque del Oeste, de los más grandes de la ciudad y que destaca sobre todo por albergar el Templo de Debod (al que se puede llegar más rápido desde la estación de Plaza de España), un pequeño templo egipcio que ese país regaló a España como agradecimiento a la ayuda prestada para salvar otro templo allí de ser inundado. Además, en el Parque del Oeste se puede tomar el teleférico, que está unido en el otro extremo con un cerro de la Casa de Campo.
Príncipe Pío: estación de Príncipe Pío. Era la antigua Estación del Norte hasta que, al perder su importancia con la construcción de Chamartín, pasó a convertirse en un intercambiador de transportes y en un gran centro comercial. La antigua estación data del siglo XIX, como revela su arquitectura en hierro y cristal.
Madrid Río y Campo del Moro: estación de Príncipe Pío. Dicha estación también permite visitar el parque de Madrid Río en esa zona y, sobre todo, los jardines del Campo del Moro adyacentes al Palacio Real y que se extienden en la pendiente que baja hasta el río.
Puente de Segovia: estación de Puerta del Ángel. Se trata del puente más antiguo de Madrid, ya que data del siglo XVI y es de estilo renacentista. Actualmente está bien integrado en Madrid Río. 
Planetario y Parque Enrique Tierno Galván: estación de Arganzuela-Planetario. El Planetario se inició en 1986 con el objetivo de divulgar aspectos de la astronomía. Está ubicado dentro del Parque Enrique Tierno Galván, alcalde de Madrid en los 80. Tiene 45 hectáreas que lo hacen uno de los más grandes de la ciudad. 
Nave de Motores del Metro: estación de Pacífico. Pertenece al Metro y es un ejemplo de arte industrial en Madrid a principios del siglo XX.
Torrespaña: estación de O’Donnell. Conocida popularmente como El Pirulí. Es una torre de comunicaciones construida por motivo del Mundial de fútbol de 1982. Tiene una altura de 220 metros y es uno de los iconos del skyline de Madrid. 

Línea 7 (naranja): entre Pitis y Hospital del Henares

Estadio Metropolitano: estación de Estadio Olímpico (a partir de agosto Estadio Metropolitano). Llamado hasta ahora La Peineta, es un estadio en el distrito de San Blas al este de la ciudad. Ha sido conocido porque iba a ser el estadio olímpico en las frustradas candidaturas de la ciudad a celebrar los Juegos Olímpicos de 2012, 2016 y 2020. Ahora va a ser la sede del club de fútbol Atlético de Madrid a partir de la próxima temporada. 
San Fernando de Henares: estación de San Fernando. Es un Real Sitio por haber sido sede de una fábrica de paños reales y como tal fue fundado por el rey Fernando VI en el siglo XVIII. Actualmente destaca la antigua real fábrica, que hoy en día es el ayuntamiento del municipio. 

Línea 8 (rosa): entre Nuevos Ministerios y Aeropuerto T4

Nuevos Ministerios: AZCA: estación de Nuevos Ministerios. En esta zona encontramos el gran complejo ministerial de Nuevos Ministerios y la zona de negocios de la capital, AZCA, con rascacielos icónicos como la Torre Picasso, la Torre Europa, Castellana 81 o la Torre Titania. También es una zona comercial y de ocio con numerosas tiendas, grandes almacenes y restaurantes.
Campo de las Naciones: Feria de Madrid: estación de Campo de las Naciones. Es una zona dedicada al turismo, los negocios y congresos. Por ello, en ella está ubicada el Palacio de Congresos de Madrid y las instalaciones de IFEMA (la Feria de Madrid, destacando anualmente FITUR, la feria mundial de turismo).
Parque Juan Carlos I: estación de Campo de las Naciones.  Está en la misma zona de Campo de las Naciones. Es uno de los grandes parques de la ciudad con sus 160 hectáreas. Cuenta con un gran lago, numerosas esculturas, praderas, un auditorio, un invernadero y un jardín que representa a tres culturas que convivieron en España y en Madrid: la judía, la cristiana y la islámica. 

Aeropuerto T1-T2-T3: estación de Aeropuerto T1-T1-T3. Esta estación da acceso a las terminales 1, 2 y 3 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, la principal vía de acceso a la ciudad desde el exterior.
Aeropuerto T4: estación de Aeropuerto T4. Da acceso a las terminales 4 y 4S del mismo aeropuerto, que distan unos kilómetros de las anteriores. Por lo demás, esas terminales son en sí mismas de interés turístico por su llamativa arquitectura orgánica y High Tech. 

Línea 9 (morada): entre Paco de Lucía y Arganda del Rey

Plaza de Castilla: estación de Metro homónima. Es una gran plaza circular en la que destaca el Centro del Canal de Isabel II que fue un depósito del mismo y hoy es un importante espacio para exposiciones. También destacan las torres de Puerta de Europa, comúnmente llamadas KIO, gemelas e inclinadas una hacia la otra. En la Plaza de Castilla también podemos ver el Obelisco de Calatrava y el Monumento a Calvo Sotelo.
Parque del Retiro: estación de Ibiza. Es el gran pulmón verde de la zona centro de Madrid. Punto de visita obligada si se visita la ciudad, con 118 hectáreas. Su propio nombre indica que fue un lugar de descanso de la familia real, municipalizado en el siglo XIX. Alberga numerosos lugares de interés turístico: el estanque con el monumento a Alfonso XII, el Palacio de Cristal, el Real Observatorio Astronómico, la fuente del Ángel Caído, etc.
Faunia: estación de Valdebernardo. Se trata de otro parque zoológico, más pequeño que el Zoo Aquárium, situado en el distrito de Vicálvaro. Está organizado en diferentes ecosistemas, desde el Polo hasta la selva. Alberga unos 4.000 animales de 500 especies diferentes.

Línea 10 (azul oscuro): entre Hospital Infanta Sofía y Puerta del Sur

Cuatro Torres Business Area: estación de Begoña. Es la nueva zona de negocios de Madrid, construida en los antiguos terrenos de la ciudad deportiva del Real Madrid. Está conformado por los cuatro rascacielos más altos de España: Torre de Cristal, Torre Cepsa, Torre PwC y Torre Espacio. La primera alcanza los 250 metros de altura. Todas ellas albergan oficinas, y la PwC también un hotel y la de Cristal un jardín en su parte más alta. Dominan indiscutiblemente el skyline madrileño y verlas de noche iluminadas es todo un espectáculo. A las cuatro se unirá a finales de 2019 una quinta: la Torre Caleido, de 181 metros. 
Plaza de Castilla: estación de Metro homónima. Es una gran plaza circular en la que destaca el Centro del Canal de Isabel II que fue un depósito del mismo y hoy es un importante espacio para exposiciones. También destacan las torres de Puerta de Europa, comúnmente llamadas KIO, gemelas e inclinadas una hacia la otra. En la Plaza de Castilla también podemos ver el Obelisco de Calatrava y el Monumento a Calvo Sotelo.
Estadio Santiago Bernabéu: estación de Santiago Bernabéu. Es el estadio del Real Madrid y uno de los más importantes de España. Se inauguró en 1947 y tiene capacidad para más de 80.000 espectadores. Se hacen visitas guiadas de su interior y se expone la sala de trofeos del club.
Nuevos Ministerios: AZCA: estaciones de Santiago Bernabéu y Nuevos Ministerios. En esta zona encontramos el gran complejo ministerial de Nuevos Ministerios y la zona de negocios de la capital, AZCA, con rascacielos icónicos como la Torre Picasso, la Torre Europa, Castellana 81 o la Torre Titania. También es una zona comercial y de ocio con numerosas tiendas, grandes almacenes y restaurantes.
Tribunal: estación de Tribunal. Se sitúa frente al Tribunal de Cuentas del Reino, del que toma de nombre. Es una zona con gran ambiente nocturno y cerca se encuentra la Plaza del Dos de Mayo. Justo a la salida se puede visitar el Museo de Historia de Madrid, de estilo barroco y que trata la historia de la ciudad.
Plaza de España: estación de Plaza de España. Es uno de los puntos más interesantes desde el punto de vista de la arquitectura. Es una gran plaza en la que hay zonas verdes con un monumento a Cervantes en su centro. Pero sobre todo llaman la atención dos rascacielos: el Edificio España y la Torre de Madrid, ambos construidos en los 50. Además destacan en sus inmediaciones el edificio de la Compañía Asturiana de Minas (uno de los pocos ejemplos de modernismo en Madrid) y el Senado.
Príncipe Pío: estación de Príncipe Pío. Era la antigua Estación del Norte hasta que, al perder su importancia con la construcción de Chamartín, pasó a convertirse en un intercambiador de transportes y en un gran centro comercial. La antigua estación data del siglo XIX, como revela su arquitectura en hierro y cristal.
Casa de Campo: Lago, Parque de Atracciones y Zoo: estaciones de Lago, Batán y Casa de Campo. No es un simple parque sino un auténtico bosque urbano con sus más de 1.700 hectáreas situadas al oeste de la ciudad y respetadas incluso en el auge del urbanismo franquista. Para hacerse una idea de su tamaño, es cinco veces más grande que el Central Park de Nueva York y más de seis veces más grande que Hyde Park en Londres. Fue propiedad de la corona hasta 1931, cuando pasó a convertirse en parque público. Alberga numerosos espacios de interés: desde el Cerro Garabitas, a donde se puede llegar con el Teleférico, al Parque de Atracciones, recintos de IFEMA, la feria de Madrid, y el Zoo Aquárium. De todos estos, el único cercano a la estación de Casa de Campo es el Zoo, de 20 hectáreas, y que alberga unos 6.000 animales de hasta 500 especies distintas de todo el mundo. Destaca por su delfinario, su gran acuario, sus exhibiciones de aves rapaces, aves exóticas y leones marinos, su complejo de primates y, sobre todo, el de pandas gigantes, ya que hay pocos zoos en el mundo con pandas, regalo de China en 2007. Cercano a la estación de Batán está el Parque de Atracciones, abierto en 1969 y que dispone de 33 atracciones diferenciadas en cuatro zonas. Por último, junto a la estación de Lago hay un enorme lago que le da nombre, de época renacentista y que dispone de un embarcadero para la práctica de deportes como remo, piragüismo, kayak o triatlón. 

2 comentarios:

  1. Me a gustado mucho tu entrada aunque yo la única vez que e estado en Madrid cogía el metro hasta la puerta del sol y ya de allí echaba a andar y me recorría todo lo que me daba tiempo a pie tarde tras tarde,espero volver porque esa ciudad me enamoró :)

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por ese repaso tan útil y completo de Madrid.

    ResponderEliminar